Protestan legisladores italianos por restaurantes españoles "La Mafia"

Parlamentarios italianos pidieron hoy al gobierno de Roma y a la Unión Europea (UE) protestar por la difusión en España de una cadena de restaurantes llamada "La Mafia".

"Quizá sería el caso de iniciar una vasta operación frente a los restaurantes españoles, distribuyendo la fotografía del niño al que (...) la mafia estranguló y disolvió en ácido", sostuvo el diputado Michele Anzaldi, del oficialista Partido Democrático (PD).

El legislador hizo alusión al caso de Giuseppe Di Matteo, hijo de un ex mafioso que había decidido colaborar con la justicia.

El menor fue secuestrado en 1993, a los 12 años de edad, y tras 779 días de cautiverio fue asesinado y disuelto en ácido por orden de Giovanni Brusca, uno de los "capos" de Cosa Nostra, la mafia siciliana, que quería castigar a su padre.

De hecho, en Italia la palabra mafia hace referencia principalmente a Cosa Nostra, por lo que los senadores del PD, Laura Cantini y Mario Morgoni, pidieron que el gobierno, el Parlamento y la UE intervengan para que la cadena de restaurantes ibéricos cambie su nombre.

El caso fue conocido luego de que el martes pasado el diario La Repubblica publicó un reportaje sobre la cadena restaurantera.

Según el senador Giuseppe Lumia, de la comisión antiparlamentaria antimafia, llamar así a una empresa es una operación comercial "inaceptable" y "una ofensa para quienes han dado la vida a favor de la legalidad y la justicia".

Pero en declaraciones a La Repubblica, el responsable de comunicación de la cadena "La Mafia", Pablo Martínez, dijo que se decidió usar esa palabra porque llama la atención y no se olvida.

Precisó que no es posible por ahora cambiar el nombre y se disculpó con los italianos que se hayan sentido ofendidos.