Eusebio Ruvalcaba lleva su vida de pensador a "El arte de mentir"

Con el objetivo de publicar una serie de ensayos, casi todos resueltos en aforismos, para llevar al lector a la reflexión sobre varios elementos que conforman la vida cotidiana, Eusebio Ruvalcaba (Guadalajara, 1951) escribió "El arte de mentir.

Así lo afirmó el mismo poeta y dramaturgo, al añadir que "aunque la redacción de este libro me llevó alrededor de cuatro años, lo cierto es que comprende toda la historia de mi vida, 62 años", lo que viene a representar una obra literaria que sintetiza una vida de inteligencia y estudio, de pensamiento, observación y reflexión.

El deseo del escritor es que el lector se percate de cosas que a diario suceden y pasan desapercibidas para la mayoría. "Al principio no pensé en un libro; he venido trabajando ensayos, y de súbito, descubrí que ellos forman una unidad, que tienen algo en común, y por eso emprendí el proyecto en forma de libro".

Durante una entrevista con Notimex, Ruvalcaba destacó que su nuevo libro es para la persona que celebra la lectura y piensa en lo que está leyendo. "Es para quien a lo mejor le puede dejar una reflexión de entretenimiento, pues al hablar de la palabra escrita, reflexión y entretenimiento deben ir de la mano".

Explicó que lo que hace falta en México, como en todo el orbe, "es abrir los ojos de las personas, y poner en sus manos el libro, para que se den cuenta de que se puede hablar de cómo se envejece, cómo se renace, cómo se enamora a una mujer, cómo leer poesía. cosas cotidianas que nos nutren".

En ese sentido, dejó ver el entrevistado, el lector para esta obra es el intelectual, el académico, los profesores y los estudiantes, trabajadores, oficinistas, amas de casa, gente que trabaja por su cuenta, taxistas, y en general, toda aquella persona que sepa leer en español.

"Tengo amigos taxistas y amigas cocineras que son excelentes lectores", acotó el autor, para añadir que al abrir el libro, el lector hallará aforismos, "que no son sino puntos de vista sobre algo", sobre la mediocridad, la erudición, el arte de tocar el violín, la cultura de la música, sobre cómo poner una mesa y más".

Otros temas que toca Rubalcaba son la amistad, las bondades y deslealtades del amor, la dureza de los recursos, el ego de los escritores, la cocina del taller literario, la tentación de juzgar la propia obra, el cinismo, el ensimismamiento, la frivolidad, el recato, los perros, la soledad, la mentira y el conocimiento.

Y como en la vida, en esta nueva entrega no faltan la tristeza, el coleccionismo, los celos, la muerte, la música, ni la voz femenina. Todo lo que despierta la curiosidad y el entusiasmo del ensayista, para hacer sentir al lector la compañía de un autor dispuesto a descubrir la profundidad de temas en apariencia de poca importancia.