Demandan proceso judicial a expresidente salvadoreño

Organizaciones sociales se apostaron hoy de nuevo frente a la Fiscalía en demanda de que se procese al ex presidente, Francisco Flores, implicado en la supuesta desaparición de millonarios donativos de Taiwán.

Cientos de miembros de la Concertación Popular por un País sin Hambre y Seguro (Conphas), exigieron al fiscal general, Luis Martínez, que investigue y meta preso al ex mandatario, como lo hace con cualquier delincuente en el país.

"La Constitución señala que todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley", recordó Mario Chávez de Concertación, a Martínez, al recordar que este caso prescribirá en mayo próximo.

Cuestionó que la Policía Nacional Civil (PNC), que llegó por mandato de una comisión nacional Legislativa a traer a Flores por apremio o fuerza, ni quiera tocó la puerta de su residencia, mientras que cuando andan en busca de pandilleros allanan las casas.

Hasta el momento el Ministerio Público sólo ha congelado los bienes y cuentas bancarias del ex jefe de Estado (1999-2004), pero se desconoce su paradero desde el pasado 29 de enero, cuando debió presentarse por tercera vez ante la comisión legislativa que investiga el desvío de los donativos.

La Fiscalía investiga un reporte de operaciones sospechosas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que establece los 10 millones de dólares que eran parte de un donativo de Taiwán, que nunca ingresó al país.

Sin embargo, la comisión ha determinado que Flores pudo haberse "apropiado" de 95 millones de dólares en ayuda taiwanesa.

Un borrador del informe de la comisión investigadora que podría dar a conocer en las próximas horas, concluyó que el ex mandatario pudo haberse enriquecido de manera ilícita y le atribuyen al menos seis delitos.

"Durante el periodo que se investiga existió una modalidad de cooperación irregular e ilegal, consistente en la erogación de dinero mediante el libramiento de cheques", los cuales eran emitidos a nombre del ex presidente, según el borrador que circula en medios periodísticos.

Esos donativos nunca ingresaron a los fondos del Estado y no fueron auditados por la Corte de Cuentas de la República (CCR), agrega el reporte.

La investigación, de más de 100 folios, tiene como base las propias declaraciones del ex mandatario en dos oportunidades y de decenas de ex funcionarios.