BBVA compra a empresa estadounidense

Como parte de su estrategia de liderar los cambios tecnológicos que están transformando la industria financiera, BBVA llegó a un acuerdo para adquirir la empresa estadounidense Simple, valorada en 117 millones de dólares.

El grupo español informó en un comunicado que cerrará la compra a través de su filial en Estados Unidos, BBVA Compass Bancshares, que en el futuro ayudará a Simple a desarrollar nuevos productos, servicios y expandirse a nuevos mercados.

Simple, compañía estadounidense fundada en 2009, e inició su operación comercial en julio de 2012, creó una nueva forma de hacer banca digital. La firma con sede en Portland, Oregón, seguirá operando bajo la misma marca, con la misma filosofía y el mismo enfoque de experiencia de cliente, precisó el grupo financiero.

Al respecto, el presidente del grupo financiero, Francisco González, dijo: "simple reforzará nuestra transformación digital global y al mismo tiempo BBVA proveerá a Simple de los medios para maximizar su enorme potencial de crecimiento".

El cofundador y CEO, Joshua Reich comentó que la unión con BBVA brindará a Simple los recursos y la presencia internacional que necesita para proyectar su iniciativa a gran escala.

La firma Simple tiene más de 100 mil clientes en el país, cinco veces los usuarios que tenía a finales de 2012, ofrece a sus clientes todo lo necesario para gastar, al ofrecerles una tarjeta Visa, así como aplicaciones avanzadas para Android y Apple, que incluyen herramientas de ahorro y un servicio diferencial.

BBVA destacó que Joshua Reich, cofundador y CEO, junto a Shamir Karkal, cofundador y director financiero, continuarán al mando de la organización, formada por 92 empleados.

Asimismo, subrayó que esta inversión es un ejemplo más del compromiso que tiene con la innovación, en un contexto de constantes cambios tecnológicos que están transformando la industria financiera.

De hecho, agregó, está lanzando nuevos productos y servicios a través de una serie de iniciativas, desarrolladas tanto de forma interna como a través de inversiones en startups punteras, con el objetivo de reinventar la industria de servicios financieros.

Sostuvo que a través de su proyecto de capital riesgo BBVA Ventures, está invirtiendo activamente en iniciativas disruptivas de servicios financieros.

Algunas de las inversiones en marcha son SumUp, una startup con sede en Berlín dedicada a los pagos con tarjeta a través del teléfono móvil; Radius, una compañía estadounidense que ofrece inteligencia comercial a millones de pequeñas y medianas empresas.

Así como Freemonee, que analiza información transaccional de sus clientes para hacerles ofertas comerciales atractivas de negocios minoristas; Ribbit Capital, un fondo de capital riesgo especializado en tecnología financiera; y 500 Startups, un fondo de capital semilla que además es acelerador de proyectos.