Deplora Panamá violencia en Venezuela y llama a consultas a embajador

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, deploró hoy la violencia en Venezuela y llamó a consultas a su embajador en Caracas, Pedro Pereira, luego que el gobierno del vecino país convocó a su representante en esta capital, Elena Salcedo.

"Deploramos la situación de violencia en Venezuela y esperamos que las partes puedan resolver mediante el diálogo cualquier diferencia que puedan tener", dijo Martinelli a periodistas.

De forma previa, a través de Twitter, el presidente dijo que instruyó a su canciller Francisco Alvarez llamar a consultas al embajador en Caracas.

En la misma red, Alvarez señaló que la llamada a Pereira es "para analizar situación en ese país hermano".

La posición de Panamá siguió a la decisión del gobierno venezolano de llamar a consultas a su representante en esta capital, por lo que consideró intromisión del país centroamericano en los asuntos de Venezuela.

En un comunicado la cancillería panameña manifestó el martes su preocupación por los enfrentamientos entre opositores y la policía de Venezuela, y recomendó un "diálogo, sin precondiciones, como vía idónea para allanar el camino de la paz y la prosperidad".

Además señaló que "la Carta Democrática Interamericana, la cual fue ampliamente acogida por todos los Estados de la región, debe presidir el ideal compartido de todos los actores de la sociedad venezolana".

La referencia por parte de la cancillería al documento interamericano, que asegura el goce de los derechos humanos, coincidió con la entrega al gobierno panameño de una solicitud de residentes venezolanos para que invoque la Carta Interamericana.

En su comunicado, la cancillería dijo que se "une a las voces de la comunidad internacional que claman porque se construyan espacios de conciliación y entendimiento", entre el gobierno y la oposición que adversa al presidente venezolano Nicolás Maduro.