Hospitalizada en Pekín esposa del Premio Nobel de la Paz 2010

Liu Xia, esposa del encarcelado Premio Nobel de la Paz 2010, Liu Xiaobo, se encuentra hospitalizada en Pekín desde la semana pasada debido a una afección cardiaca persistente, informaron hoy abogados y amigos de la familia.

La condición de Liu Xia, quien ha estado bajo custodia domiciliaria desde hace más de tres años, se mantiene en reserva en virtud de un acuerdo de sus familiares con autoridades chinas, declararon las fuentes este jueves a diversos medios de comunicación.

La esposa del reconocido activista chino sufre problemas cardiacos, depresión severa y otras dolencias que se han agravado durante el tiempo que ha estado bajo custodia en su domicilio, indicó el abogado japonés Mo Shaoping.

Refirió que las autoridades rechazaron una solicitud de la familia para que ella pudiera buscar tratamiento médico en el extranjero y finalmente accedieron a permitir su ingreso a un hospital en la capital del país, pero pidieron no revelar su estado de salud.

Por su parte, el litigante Shang Baojun declaró que su aislamiento domiciliario se reanudará una vez que ella salga del nosocomio, pero subrayó que lo mas importante es que le permitieron recibir tratamiento médico.

"Después de todos estos años, ella finalmente está bajo atención de médicos. Francamente, su condición está en gran medida relacionada con la difícil situación que ha enfrentado", sostuvo Shang, citado en despachos de la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Liu Xia sufre una depresión crónica desde que su esposo y su hermano fueron encarcelados por lo que dijo son acusaciones falsas, por lo que si ella regresa a su retención domiciliaria, su situación empeorará, estimó.

"La policía sigue presionando a su familia para no revelar al público la condición médica de Liu, ni el nombre hospital en el que fue admitida" bajo fuerte custodia policial, agregó Mo, también citado en reportes del diario The South China Morning Post.

El crítico literario y profesor universitario Liu Xiaobo fue condenado a 11 años de prisión en diciembre de 2009 por "incitar a la subversión contra el Estado", "por promover cambios políticos en China" y ayudar a redactar un anteproyecto llamado "Carta 08".

Su esposa fue puesta en custodia domiciliaria en 2010, pero no ha sido acusada de ningún delito. Rara vez se le ha permitido salir de su casa para visitar a su marido y casi nunca se le ha autorizado recibir visitas.