Goles de visita dan a Argelia boleto a Copa del Mundo Brasil 2014

Con ciertos sobresaltos al final del camino y teniendo que apelar al valor de los goles anotados como visitante, la selección de Argelia logró por cuarta ocasión en su historia clasificarse a una Copa del Mundo de Futbol, la de Brasil 2014.

Inició su periplo en busca del ansiado boleto para la justa del orbe en la segunda ronda de las eliminatorias de la Confederación Africana y quedó enclavada en el Grupo "H", con los representativos de Benin, Mali y Ruanda.

En esta fase la escuadra argelina tuvo un paso casi perfecto, pues ganó cinco de los seis encuentros, tres en casa y dos en calidad de visitante, donde sufrió su único descalabro en el 2-1 que le propinó Mali, para sumar 15 puntos y terminar en la cima.

Ya en la tercera y última ronda, Argelia debió jugarse su boleto a Brasil 2014 en serie a dos partidos ante Burkina Fasso, que aprovechó su localía para ganar el juego de "ida" por 3-2, por lo que los "Zorros del desierto" estaban obligados a ganar la "vuelta".

Un solitario gol de Madjid Bougherra al minuto 49 decretó la victoria para el anfitrión en el estadio Mustapha Tchaker, el cual permitió igualar 3-3 el global de la serie, que así terminó luego de 180 minutos, por lo que debió recurrirse a cuestiones reglamentarias para definir al vencedor.

La primera, los goles logrados como visitante, determinó que Argelia se quedaría con el boleto a Brasil gracias a los dos goles con seguidos en su visita a Burkina Fasso.

A lo largo de las eliminatorias africanas, el representativo argelino mostró un gran equilibrio, ya que en los ocho partidos que disputó anotó 16 goles y solamente recibió siete.

El poder ofensivo de los "Zorros del desierto" recayó en tres elementos: Islam Slimani, quien marcó cinco goles para su escuadra, en tanto que El Arbi Soudani y Sofiane Feghouli aportaron tres tantos cada uno.

Finalmente, en el aspecto disciplinario Argelia demostró ser un equipo que sabe defender sin tener que llegar a ser violento, lo que se tradujo en que en toda la eliminatoria africana los jugadores de la escuadra norafricana vieron 12 tarjetas amarillas y ninguna roja.