Con gran poder ofensivo Bosnia-Herzegovina calificó a Brasil 2014

La selección de futbol de Bosnia-Herzegovina no desaprovechó una tercera oportunidad y gracias a su poder ofensivo se quedó con uno de los boletos directos a la Copa del Mundo Brasil 2014, donde debutará en este tipo de justas.

Tras quedar muy cerca de Alemania 2006 y de la frustrante experiencia sufrida hace cuatro años, donde perdieron en la repesca ante Portugal rumbo a Sudáfrica 2010, los bosnios llegaron con el claro objetivo de lograr el boleto, y lo hicieron.

Aprovecharon que los rivales que tuvieron en el Grupo G de la eliminatoria europea, nada fáciles, no eran tan complicados como en otros grupos, pues debieron medirse a Grecia, Eslovaquia, Lituania, Letonia y Liechtenstein.

Las frustraciones pasadas y el deseo de al fin ser uno de los invitados a la gran fiesta del balompié mundial fueron suficientes motivaciones para el equipo, que no estaba dispuesto a esperar más y que mostró un gran poder ofensivo en los 10 partidos que disputó para hacer su sueño realidad.

Bosnia-Herzegovina arrancó su camino a Brasil con una goleada 8-1 a Liechtenstein el 7 de septiembre de 2012, para vencer cuatro días después 4-1 a Letonia y luego empatar sin anotaciones con los griegos, su rival más complicado en la eliminatoria.

Los "dragones" ligaron triunfos ante Lituania, Grecia y Letonia, antes de sufrir el pasado 6 de septiembre el único revés en su camino mundialista y como local, 0-1 con Eslovaquia, lo que puso en riesgo su pase directo, pues sumaba los mismos puntos que Grecia (16) y ambos con tres partidos por jugar.

Ambos cerraron con paso perfecto de tres victorias y llegaron a 25 puntos, pero el poder ofensivo que desplegaron los bosnios les permitió acceder de manera directa a Brasil 2014, pues marcaron 30 goles a favor por seis en contra, a diferencia de los 12 logrados por Grecia, que solo recibió cuatro.