Crystal considera que su misión no sólo es cantar sino ayudar

La cantante Crystal, ganadora del certamen "Rumbo al OTI" en 1981 con el tema "Suavemente", compartió que además de continuar en la música, preside una fundación con la que apoya a deportistas ciegos y débiles visuales.

Crystal, quien recibirá este viernes un reconocimiento por más de tres décadas de trayectoria por parte del musical "Mentiras", dijo en alusión a la letra de su éxito "Suavemente", que no se considera "frágil, transparente y de cristal", simplemente un ser humano fuerte y sensible.

"Cuando naces con alguna discapacidad tienes que ser fuerte para no romperte con facilidad, no es posible quebrantarte ante cualquier problema".

Señaló que aun cuando ha estado "un poco alejada de la música es satisfactorio que Morris Gilbert y su equipo de trabajo volteen la mirada hacia ella".

La intérprete de éxitos como "No me pregunten por él", "La hora más triste del día" y "Sácame a bailar", entre otros, está enfocada actualmente a su labor de apoyar a deportistas con capacidades diferentes, a través de la fundación Crystal, AC.

Recordó que descubrió que su misión en la vida no sólo era cantar sino también el deporte, por lo que asumió el reto de destacar en este rubro, por lo que decidió prepararse para ir a los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92.

"Durante casi cuatro años me dediqué a entrenar y logré participar en un evento para ciegos en Puerto Rico, donde gané tres medallas de oro y eso me dio la posibilidad de participar en Montreal, Canadá, en el 92 ante casi siete mil chicas que sí veían y gané la medalla de oro en una prueba de cinco mil metros.

"La consagración de mi proyecto deportivo fue en Barcelona 92 en donde conseguí la medalla de bronce en tres mil metros planos y el cuarto lugar en 800 y mil 500 metros planos".

Con respeto a su fundación, señaló que "el interés es apoyar con material, no con dinero a los chicos que se inician en el deporte pero que se les ve potencial para asistir a competencias internacionales y les conseguimos tenis, pants, trajes de baño, en fin, todo lo que un deportista necesita".

A pesar de que en este momento su prioridad es ayudar, se da tiempo para continuar con esporádicas presentaciones, tanto en la República Mexicana como en Estados Unidos.

Debido a que es una mujer casada, no puede trabajar de tiempo completo en proyectos musicales, "ya me dediqué mucho tiempo a la música, hoy para mí la vida en pareja es importante y yo desde que me comprometí con mi esposo la verdad decidí que mi mayor tiempo y atenciones son para él".

Por ello, afirmó que si la invitaran a participar en algún concepto como el de "Amantes en concierto", el que se han unido Manoella Torres, Alejandra Ávalos, Laura Zapata, Gualberto Castro, Yoshio y Mario Pintor, aceptaría, aunque sería de manera ocasional.

Por el momento, descartó grabar un CD, sin embargo, indicó que ama la música y por ello aún toca el piano y canta y lo piensa hacer por el resto de su vida.

Respecto a que los cantantes actuales graben canciones de antaño, dijo que "lejos de criticarlos les agradezco que se fijen en uno, porque ellos nos vuelven a la memoria del público".

Aunque radica en la Ciudad de México, acotó que viaja mucho por su trabajo y por el de su marido Miguel Ángel Huerta, presidente de la Federación del Deporte para Ciegos y Débiles Visuales.