Pendientes en justicia social requieren políticas públicas coordinadas

En México los grandes pendientes en materia de justicia social requieren de políticas públicas coordinadas que garanticen el acceso y ejercicio efectivo de los derechos humanos, afirmó la investigadora Sara Gordon Rapoport.

La secretaria académica del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM señaló que en una sociedad con justicia social, las libertades fundamentales son respetadas y los grupos más desfavorecidos tienen oportunidades de desarrollo.

No obstante, dijo México tiene más de 53 millones de pobres con carencias sociales por rezago educativo y en la calidad de servicios básicos en sus hogares, así como por acceso deficiente a la alimentación, vivienda, servicios de salud y seguridad.

Por ello, la especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) consideró necesario establecer las bases de una política que brinde educación de calidad y servicios de salud a niños de escasos recursos.

De esta manera, esos infantes podrán superar a sus privaciones e incorporarse al mercado laboral con mejores oportunidades que sus padres.

En víspera del Día Mundial de la Justicia Social, que desde 2007 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) conmemora cada 20 de febrero, planteó que el acceso a estos beneficios y a la alimentación son los pendientes más importantes para consolidar la justicia de este tipo en el país.

En tanto no se garanticen esos derechos para todos se niega el bienestar a los mexicanos, puntualizó.