Dos números de la revista "Alquimia" serán presentados en la FILPM

Las técnicas históricas de la fotografía, vigentes pese a los cambios tecnológicos, y el renacer del paisaje son los temas de los números 48 y 49, respectivamente, de la revista "Alquimia", que serán presentados el próximo viernes en el marco de la XXXV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

En el Auditorio Seis, se darán cita Juan Carlos Valdez, Rebeca Monroy Nasr, Columba Sánchez Jiménez, Gerardo Montiel Klint y José Antonio Rodríguez para comentar los números de la publicación cuatrimestral editada por el Sistema Nacional de Fototecas (SINAFO), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De acuerdo con ese instituto, en el número 48 de la revista titulado "Nuevos alquimistas" se presenta una serie de ensayos tanto de veteranos fotógrafos como distinguidos artistas de la lente, a través de los cuales se hace una revisión de las antiguas técnicas en la captura de imágenes.

El lector encontrará en la revista la editorial titulada "La historia revisitada", a cargo de José Antonio Rodríguez, quien resalta la nueva inventiva visual que los procesos históricos de la fotografía han tomado desde finales del siglo XX y principios del XXI, gracias a la versatilidad de las obras.

Por su parte, Jorge Caramillo cuestiona en su texto "La heliografía contemporánea. Los procesos fotográficos del siglo XIX en el siglo XXI", si traer al presente las técnicas artesanales de la fotografía es una moda, un rescate o un reciclaje.

También aborda las situaciones derivadas del uso de la fotografía digital, como el sacrificio de los derechos de autor, y hace una revisión de las principales características de técnicas como el daguerrotipo, calotipo, colodión húmedo, señalando que más que técnicas antiguas, se les debería llamar heliografía contemporánea citando a Nicéphore Niepce.

Erasto Carranza escribió "El daguerrotipo en el siglo XXI", en el cual se refieren las características de dicho procesos, que según el autor no han podido superarse, la técnica sigue vigente y enfatiza las infinitas posibilidades de su utilización.

Waldemaro Concha Vargas y María de la Luz Medina Chávez dialogan sobre su gusto por una técnica en "Colodión húmedo: una forma diferente de hacer fotografía", mismo en el que plantean que hay una diferencia basados en esta técnica, ya que para ellos no es lo mismo hacer fotografía que construirla.

En su ensayo "Grabar una imagen", Byron Brauchly se adentra en el proceso de heliograbado, desmitifica que la técnica posea un valor menor, sino por el contrario, el autor cita que al ser una de las técnicas más difíciles ofrece múltiples posibilidades de fallar, pero a la vez, muchas posibilidades creativas e invita a una revalorización.

Carlos Jurado participó con un cuento titulado "El profesor Esparragoza y la creación de la goma bicromatada", que relata la vida y obra de un genio de la fotografía, quien por accidente descubrió ese elemento fundamental para la captura de imágenes.

Otros textos que se compilan en la revista son "Lo viejo de la nueva fotografía mexicana", de Adrián Mendieta; "La foto-estéreo-síntesis de Louis Lumière", de Eric Jervaise, y "El platino. Entrevista con Julio Galindo", de José Antonio Rodríguez.

También "SINAFO -Límites y aciertos del colodión húmedo y seco", de Brenda Ledesma, y "Soportes e imágenes-Taller panóptico: experimentación y divulgación de los procesos alternativos", de Paty Banda.

Por otro lado, el número 49 de la revista que lleva por título "Horizontes y territorios", plantea el renacer del paisaje como motivo fotográfico, en una época en la que la contemplación no va más allá de un par de segundos, el tema se aborda a través de siete ensayos.

De esta forma alude a Nicéphore Niepce y su "Vista desde la ventana en Le Gras (1826)", el inicio de un largo camino que ha tenido en Gustave Le Gray, William Henry Jackson y James Anderson, entre otros, a los principales representantes del género.

José Antonio Rodríguez es autor del ensayo "El paisaje de vuelta", en el cual aborda los efectos bucólicos o trágicos que pueden darse al contemplar una imagen cargada de simbolismos, así como edifica iconografías y crea alegorías visuales.

Julián Arquero, en el metatexto titulado "Y el paisaje como ficción: el Mar de chapálico", después de analizar las distintas visiones que se han tenido de México a través de sus paisajes, elige el ribereño por idílico y juega con las distintas imágenes antiguas de Chapala, adornándolas de frases alusivas a esa ciudad y su lago.

Mayra Mendoza aporta otra lectura sobre el trabajo de Hugo Brehme, más esclarecedora sobre los usos y prácticas de los años 30 del siglo XX en "Mitos y realidades en México Pintoresco", asegura que en la obra del fotógrafo alemán convergen más de un centenar de imágenes que se podrían considerar estereotipos de lo mexicano, perpetuando el ámbito de las tradiciones inventadas.

En "Altocontraste: fotografiar el paisaje de la gran ciudad", de Rebeca Monroy Nasr, se pone en evidencia el paisaje urbano del Distrito Federal y la manifestación de sus iconos, a través de artistas como Enrique Díaz, Héctor García, Nacho López, Luis Márquez o Agustín Jiménez.

Gina Rodríguez retoma la obra de Bob Schalkwijk para mostrarnos cómo el fotógrafo holandés quedó maravillado por la Ciudad de México y cómo visualizó, a través de su lente, a esta urbe a mediados de los años 70, época convulsa y de cambios.

En "De ombligos de luna, cartografías, cipreses, digresiones, maromas, zonas tórridas, fines del mundo, herencias e inicio de una tradición. Fotografía de paisaje actual en México 1980-2013", Gerardo Montiel Klint disecciona lo que actualmente se produce en torno al paisaje y sus variantes en el país.

Otros ensayos que se publican en el número 49 de "Alquimia" son: "Fotografía arquitectónica: el archivo Mario Pani en patrimonio cultural del Tecnológico de Monterrey", de Daniel Sanabria y Pablo Landa, y "Soporte e Imágenes", de Fernando Gómez.