Ordenan prisión preventiva a dirigente deportivo ecuatoriano

La justicia de Ecuador ordenó hoy la prisión preventiva para el ex presidente del Deportivo Quito, Fernando Mantilla, detenido la víspera junto a otras cuatro personas por lavado de activos, informaron autoridades.

La decisión, que cobija a tres de los arrestados, la tomó la jueza de la Unidad de Delitos Flagrantes de Pichincha, Lidia Alarcón, en la audiencia de formulación de cargos que siguió a la captura del dirigente deportivo en la ciudad de Quito.

Durante la diligencia, se determinó la libertad de la esposa e hijo del directivo, quienes no podrán salir del país y deberán presentarse cada semana ante una autoridad competente, indicaron medios de comunicación locales.

La Fiscalía informó la víspera que cuando Mantilla fue representante de la aseguradora QBE entre 2006 y 2012, "se habrían desviado 10 millones de dólares a sus cuentas y a otras personas naturales y jurídicas como el fidecomiso Azul Grana".

Detalló que el desvío del dinero se habría hecho a través de la apertura de cuentas en un banco de Miami, Estados Unidos, utilizando una empresa panameña, de la cual son socios la esposa y el hijo del dirigente deportivo.

Según el Ministerio Público ecuatoriano, a esa oficina se remitió un reporte de operaciones "inusuales e injustificadas" de Mantilla, en razón a que "existían movimientos financieros que no guardaban relación con su perfil económico".

En un comunicado expedido el martes, el club dejó en claro que la investigación judicial que se sigue al ex dirigente de la institución, "no compromete" al equipo de futbol ecuatoriano ni a quienes manejan el plantel en la actualidad.

Sin embargo, "la institución brindó las facilidades a miembros de la Policía Nacional para que, en conjunto con la Fiscalía accedan a computadores y archivos para su revisión", puntualizó la misiva.