América Latina es la región del futuro: Rodríguez Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del gobierno español, manifestó que Estados Unidos debe ser muy consciente de que el gran continente del futuro, joven y emergente, es Latinoamérica.

Con motivo de la Cumbre de Líderes de América del Norte, en Toluca, Estado de México, consideró que la mirada del norte hacia el centro y Sudamérica ha sido en muchos momentos de la historia desde la distancia y el alejamiento.

Entrevistado luego de dictar la conferencia magistral "Globalización y nuevos derechos", en el salón Paraninfo de la Antigua Escuela de Medicina, sostuvo que América Latina debe abrir una expectativa de gran unidad comercial, política y económica.

Sobre el debate que se lleva a cabo en el Distrito Federal respecto del uso de la mariguana, dijo que da la impresión de que México va a tener un importante liderazgo en el tema, porque hay que hacer un gran proceso de educación pública.

El ex mandatario sostuvo que vivimos en una especie de tablero de múltiples alianzas en lo comercial, en lo económico. "Es verdad que está la Alianza del Pacífico, Mercosur Latinoamérica tiene toda una gran lista de alianzas; está el TLCAN que hoy se conmemora, y esta ese posible gran acuerdo EUA-Unión Europea.

"Yo soy un firme defensor de la liberalización del comercio, creo que genera riqueza, crecimiento, que ayuda sobre todo a los países con menos desarrollo, pero también debo decir que sería mejor una ordenación multilateral más adecuada en la Organización Mundial de comercio (OMC) y que, en su caso, en Latinoamérica sería deseable un gran proceso de unidad de todos los países en torno a un tratado comercial".

Eso sería lo deseable, lo más poderoso, y además sería un factor muy importante de unidad latinoamericana que es una gran aspiración de la región, expuso.

Rodríguez Zapatero indicó que Latinoamérica tiene un alma claramente muy europea en cuanto a la unidad, a la solidaridad de las políticas sociales, pero se ha encontrado con una estructura histórica que la condiciona mucho, en donde la identidad nacional pesa.

"Y ahí donde las identidades pesan mucho, la cuestión social queda en un segundo plano", indicó.

Sobre el debate en torno a la mariguana en el DF expuso que en los últimos tiempos lo ha encabezado Latinoamérica. "Quiero escuchar cuáles son las razones y saber cómo se está llegando al convencimiento de que esta puede ser una vía más segura para esa lucha contra el narcotráfico, la violencia y la delincuencia que tanto daño hacen a sociedades como esta".

Destacó que el problema de la seguridad no es de México exclusivamente sino toda Latinoamérica; representan 40 por ciento de las víctimas de homicidios del mundo, cuando la región tiene una población sólo del 8 por ciento del total.

"Pero no es responsabilidad de Latinoamérica, sino que ella es víctima de esto.

"Es víctima fundamentalmente por el narcotráfico y el crimen organizado que tiene tentáculos, y necesita el apoyo principalmente de los grandes países, como Estados Unidos, en la lucha contra el narcotráfico, pero también del apoyo de Naciones Unidas y de otros países".

Para el ex presidente del gobierno español sólo la democracia acaba con esta problemática.

"Sólo puede confrontarse con una autoridad democrática, legítima y una ciudadanía con el mayor respaldo. El Estado hay que fortalecerlo todo lo que se pueda. Los gobiernos de México lo están intentando desde hace tiempo".

Para él, "es un debate en el que seguramente se va con pocas experiencias y por tanto no debe ser un debate de confrontación.

"Todo mundo tiene interés de que la droga no genere el daño que estás generando en todos los rincones de Latinoamérica y del mundo, pero que nos aproxime a un debate en que las posiciones prefijadas se dejen a un lado".