Gobierno boliviano niega que intercepte llamadas telefónicas

El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, desmintió hoy que el gobierno intercepte llamadas telefónicas como afirmaron jueces del país, al tiempo que llamó a denunciar cualquier escucha de este tipo "con pruebas".

El funcionario destacó que el Ejecutivo carece de un sistema de control de llamadas, por lo que llamó a los magistrados que se refirieron al tema a dedicarse sólo a su trabajo.

García Linera dijo lamentar las "falsas" acusaciones hechas por el magistrado Gualberto Cusi y el presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Rudy Flores.

Cusi acusó al gobierno boliviano de ejercer "injerencia" en el Tribunal Constitucional y en sus autoridades, mientras que Flores denunció que organismos de inteligencia controlan sus conversaciones telefónicas, aunque después se retractó.

"Sólo Estados Unidos controla las llamadas en América Latina y el mundo, incluso en Bolivia", sostuvo García Linera citado por el portal electrónico de la estatal agencia boliviana ABI.

"Esta denuncia es infundada y en Cusi se debe a un carácter político, recomendamos a ambos a que hagan su trabajo y reduzcan la retardación de justicia, (porque) para eso se los eligió no para que hagan campaña en las plazas", indicó el vicepresidente boliviano.