Violencia de "La Doce" afecta venta de boletos para clásico

Los disturbios generados el fin de semana pasado por "La Doce" -la violenta barra de apoyo a Liga Deportiva Alajuelense (LDA), afecta la venta de boletos para el próximo partido del cuadro, informó hoy aquí el diario deportivo Al Día.

Se trata del juego clásico entre LDA y Deportivo Saprissa previsto para el próximo domingo 23, en el Estadio Nacional -escenario de la violencia desencadenada el 16 de este mes por "La Doce"-, indicó el matutino, que citó a un dirigente alajuelense.

"La dirigencia rojinegra reconoce que la bronca causada por 'La Doce', el pasado domingo en el Estadio Nacional, disminuyó la venta de entradas para el clásico", informó el periódico.

"Hasta el momento se han vendido siete mil boletos, pero el pasado lunes fue más que evidente el bajón en la cantidad de gente que se acercó a buscar su tiquete para el juego entre manudos y morados", agregó el rotativo en la nota titulada "Barra ahuyenta a la afición de ir al clásico".

El Estadio Nacional tiene capacidad para 35 mil espectadores.

"Marco Vásquez, directivo de Alajuelense, admite que la mayoría de entradas se vendieron antes del partido con Cartaginés, día en que los antisociales armaron el conflicto en la gradería que causó la suspensión del compromiso", indicó.

El diario hizo así referencia al partido entre Club Sport Cartaginés y LDA, que fue interrumpido en el minuto 41 del primer tiempo, y debió continuarse, al día siguiente, sin presencia de público.

El juego resultó empatado sin goles.

Vásquez dijo que, al día siguiente de los incidentes, "estuvo bastante baja la venta".

"Esperamos que cuando informemos el plan de seguridad a fondo la gente pueda ver diferente la situación", agregó, en alusión a las medidas de seguridad previstas para el clásico.

Al respecto, Al Día informó que "la dirigencia eriza (alajuelense) hará una reunión con la Fuerza Pública, seguridad privada y representantes de Saprissa con la idea de informar el plan a seguir para el compromiso de este domingo".

"Según Raúl Pinto (presidente de LDA), se aplicará el dispositivo de seguridad más agresivo que haya realizado desde que asumió las riendas de Alajuelense en diciembre de 2010", agregó el diario.

El dirigente advirtió que, "si es necesario vamos a utilizar la fuerza para sacar a las barras".

Según el periódico, la operación incluirá a 800 efectivos -500 de una empresa de seguridad, 300 de la Fuerza Pública (policía)-.

El partido entre ambos adversarios tradicionales se enmarca en la Jornada nueve del Torneo de Verano 2014 de la Primera División de Futbol de Costa Rica.

Se trata de la primera jornada a desarrollarse después de que ayer entró en vigencia el Reglamento de la Ley para la Prevención y Sanción de la Violencia en eventos Deportivos -a su vez, aprobada el año pasado-.

Para ese partido, se contará, además, con un registro fotográfico policial de los más de un centenar de responsables de la violencia ocurrida el fin de semana pasado en el Estadio Nacional.

La ley, que entro en vigencia el 23 de agosto del año pasado, castiga, a quienes sean responsables de disturbios en estadios y otras instalaciones deportivas a nivel nacional, prohibiéndoles el ingreso a esos lugares hasta por cuatro años.

También prevé la creación de una comisión que monitoree su cumplimiento, grupo de trabajo integrado por representantes de los ministerios tanto de Seguridad como de Cultura.

Asimismo, representantes del Comité Olímpico Nacional (CON), el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder), y la Unión de Clubes de Futbol de Primera División (Unafut).

En términos generales, la ley apunta a acciones educativas, preventivas, y de sanción, con miras a combatir la violencia en instalaciones deportivas.