Aboga Bélgica por sanciones contra Ucrania por escalada de violencia

Bélgica urgió hoy a la Unión Europea (UE) a adoptar sanciones contra Ucrania tras la nueva escalada de violencia que dejó la víspera 25 muertos en el centro de la capital Kiev, ocupada por los opositores al presidente Viktor Yanukóvitch.

El canciller de Bélgica, Didier Reynders, demandó a la UE ejercer presión sobre el régimen. Es hora de pasar a una nueva etapa, la de las sanciones, destacó en una entrevista a la Radio 1.

La iniciativa, que necesita la unanimidad de los veintiocho para ser aprobada, ya cuenta con el apoyo de Alemania y de Suecia.

Debemos tratar de reunir más apoyo de los 28 países miembros del bloque (en torno de la idea), al explicar que los vecinos de Ucrania son los más reticentes.

Para Reynders, la represalia es la última opción para tratar de convencer el gobierno ucraniano a entablar un diálogo con la oposición, visto que la presión política ejercida hasta ahora por la UE sigue sin tener efecto.

El jefe de la diplomacia belga también sugirió que las autoridades europeas ejerzan presión sobre Rusia, a quien acusan de impulsar la política de Yanukóvitch, aunque reconoció que eso es siempre difícil de realizarse.