Reducen homicidios siete por ciento en dos años de Pérez Molina

El ministro guatemalteco de Gobernación, Mauricio López Bonilla, dijo hoy que en los dos primeros años del gobierno del presidente Otto Pérez Molina, cayeron siete por ciento los homicidios en el país.

Destacó que en el departamento de Guatemala, uno de los 22 del país, donde se cometen más crímenes, la reducción en el número de muertes violentas es de 20 por ciento y en la capital de 37 por ciento.

El gobierno, señaló el ministro López Bonilla, logró bajar la tasa de homicidios de 48 a 34 por cada cien mil habitantes.

El funcionario expuso los avances al presentar el Plan Estratégico de Seguridad 2012-2016, en un acto en el Palacio Nacional de la Cultura que encabezó la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Dijo que la reducción de las muertes violentas se debe a las acciones de prevención y a la transformación del esquema y profesionalización de la Policía Nacional Civil (PNC).

Destacó también que los robos y hurtos de automóviles bajaron 22 por ciento y los secuestros 50 por ciento, mientras que la PNC resolvió el 95 por ciento de casos de este delito.

López Bonilla, uno de los ministros más allegados al presidente Pérez Molina, reiteró que Guatemala cuenta con "uno de los mejores equipos de investigadores criminales y de antisecuestros".

Detalló que en 2013 se realizaron, entre otras acciones, un total de 934 mil 925 patrullajes policiales, 77 mil 565 investigaciones y diez mil 363 operativos antinarcóticos.

Las fuerzas de seguridad capturaron a 49 mil 634 presuntos delincuentes, incluidos 36 mil 244 detenidos en flagrancia, e incautaron tres mil 975 armas de fuego.

Indicó que la PNC recuperó mil 557 vehículos y 972 motocicletas robadas y resaltó la graduación de más de seis mil nuevos agentes de la policía, que son parte de la profesionalización de la corporación.

Con la graduación de los nuevos agentes, el número de efectivos de la PNC en lo que va del actual gobierno pasó de 27 mil a 35 mil uniformados.

Además se impulsa la regionalización de las fuerzas de seguridad, iniciativa que incluye la creación de 31 distritos con al menos 600 agentes cada uno y de nueve comisarías regionales.

Anunció que la primera de esas comisarías "que será la mejor de Centroamérica", se inaugurará en mayo próximo en el occidental departamento de Quetzaltenango.

López Bonilla afirmó que el gobierno de Pérez Molina recibió un ministerio del siglo XX con el que "no podemos enfrentar al crimen organizado del siglo XXI, que es una amenaza de grandes dimensiones".

La vicepresidenta Baldetti dijo en su intervención que los problemas de violencia e inseguridad son estructurales y complejos y no se pueden resolver de un día para otro.