Programa de Empleo Temporal benefició a 24 estados del país

Con la puesta en marcha de 203 proyectos de mantenimiento menor en zonas arqueológicas, museos, monumentos y centros históricos, así como en acervos de colecciones patrimoniales, se apoyó la economía de los pobladores de municipios de mediana, alta y muy alta marginalidad de 24 estados del país.

Fue así como a través del Programa de Empleo Temporal (PET), en el que colaboran el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se contribuyó a generar ocho mil 666 trabajos directos.

Lo anterior fue posible gracias a que el PET contó con apoyo del Gobierno Federal, que destinó alrededor de 87 millones de pesos; de la Sedesol, que aportó el 80 por ciento del presupuesto con 69.7 millones de pesos dirigidos al pago de mano de obra, y del INAH, que concedió el 20 por ciento del total, con 17.4 millones de pesos para la compra de materiales y herramientas.

La directora de Enlace de Centros INAH, Claudia Veites Arévalo, comentó que el PET representa, desde su creación en 2009, una estrecha relación con las comunidades que participan en el proyecto, además de dar constantemente mantenimiento del patrimonio histórico mueble e inmueble del país.

"A cinco años de haberse iniciado el PET, las comunidades esperan año con año el inicio de las jornadas con gran interés, en la medida en que las bases de participación consideran un modelo incluyente, tanto en lo que respecta al género como a los grupos de edad", expuso, de acuerdo con declaraciones difundidas por el INAH.

"Todo lo que se hace a través del PET permite tener el patrimonio edificado en mejores condiciones y enfrentar con menores riesgos los fenómenos naturales o daños provocados por el hombre, como el robo, los incendios y los daños intencionales al patrimonio", señaló.

Por otro lado, Manuel Álvarez, coordinador de los trabajos del PET en la región centro del país, resaltó que mediante el Programa se han cuidado espacios abiertos e implementado acciones para mantener en las mejores condiciones posibles los primeros monasterios del siglo XVI, ubicados cerca del Popocatépetl.

En esta labor han participado pobladores nahuas de Hueyapan, Zacualpan y Zinacantepec, entre otras poblaciones; y para trabajos en la zona arqueológica de Xochicalco, mujeres de Cuantepec. "Son poblaciones marginadas que encuentran en el PET la forma de emplearse temporalmente", acotó.

Isaac Aguilar, quien da seguimiento a los trabajos en la región Occidente, detalló que en el municipio donde se encuentra la zona arqueológica de Chalchihuites, Zacatecas, la migración masculina hacia Estados Unidos es muy alta, por tal razón la mayoría de quienes participan en el empleo temporal son mujeres.

"Ellas se encargan del retiro de la flora parásita en los monumentos, de la liberación y colocación de aplanados, el mejoramiento de senderos, limpieza de piezas, traslado de piedras, manejo de herramientas, un trabajo físico fuerte", explicó.

El Programa de Empleo Temporal 2013 en monumentos y centros históricos permitió la reposición de aplanados, la restitución de piezas de cantera en interiores, fachadas y bardas atriales; el mantenimiento en maderas y herrerías; la rehabilitación de pisos originales, y el retiro de flora parasitaria en techumbres, muros y pretiles, entre otros.

En materia museística se organizaron, clasificaron y almacenaron varios objetos, al tiempo que se dio mantenimiento a su mobiliario y se rehabilitaron las cubiertas.