Amplían plazo para negociar reanudación de trabajos del Canal

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunció hoy que dio más tiempo al consorcio internacional encargado de la ampliación de la vía para negociar la reanudación de las obras, debido a que "las posiciones entre las partes se mantienen distantes".

El aviso de la ACP se produjo al vencerse este martes el plazo anunciado la semana pasada ante la Asamblea Nacional por el administrador de la ACP, Jorge Quijano, de que este día la entidad panameña decidiría el rumbo a seguir.

"La ACP considera esta semana como crítica para tomar una decisión, en función de que el proyecto se reinicie lo antes posible, y así se lo transmitió a los representantes del contratista", indicó la entidad en un comunicado.

El Grupo Unidos por el Canal de Panamá (GUPC), integrado por la española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA, suspendió los trabajos el 5 de febrero al argumentar falta de liquidez por sobrecostos por mil 600 millones de dólares.

Durante este martes, directivos de las dos partes "realizaron una conferencia telefónica donde repasaron los principales puntos como tiempos de entrega de las compuertas, forma y fondo de la terminación del proyecto, entre otros".

"En vista de que no se terminaron de evacuar todos los temas, las partes acordaron retomar las conversaciones mañana miércoles", explicó la ACP.

Quijano anunció la semana pasada que las partes habían llegado a acuerdos en 14 de 15 puntos, pero "en el momento de estructurar por escrito esos acercamientos, resaltaron serios desacuerdos", explicó la entidad.

La ACP insistió en la reanudación de los trabajos con su propuesta de que cada parte desembolse 100 millones de dólares, "mientras los otros elementos de un acuerdo mayor terminan de integrarse".

La semana pasada, Quijano dijo que en caso de fracasar las negociaciones, la alternativa B sería retomar los trabajos por cuenta propia ante el eventual rompimiento del contrato por tres mil 221 millones de dólares, suscrito en 2009.

El conflicto estalló el 30 de diciembre pasado, cuando la empresa presentó el reclamo de mil 600 millones en un preaviso de paralización de las obras.

El GUPC, según Quijano, admitió apenas recientemente que sus reclamos sean tramitados en las tres instancias establecidas por el contrato, cuando antes su posición era negociar fuera del mismo.

De los tres mil 221 millones de dólares del contrato, el Canal ha pagado por obras unos dos mil millones de dólares y ha adelantado pagos por casi 800 millones.

La ampliación para añadir un carril a los dos existentes en la vía interoceánica inició en 2007, con una inversión total de cinco mil 250 millones de dólares, con miras a duplicar la capacidad de carga del canal.