Riesgo social legalizar consumo de mariguana, advierte diputado

El diputado panista, Orlando Anaya, afirmó que México no está preparado para legalizar el consumo de la mariguana, porque los gobiernos federal y locales siguen sin resolver problemas relacionados con el consumo de alcohol y tabaco, que involucra a niños y jóvenes.

El asambleísta del Partido Acción Nacional (PAN) sostuvo en entrevista que, de aprobarse las iniciativas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para legalizar el consumo de mariguana en el Distrito Federal la adicción entre los jóvenes capitalinos se dispararía.

De igual manera, "el número de usuarios de mariguana que se generarían en caso de permitir su consumo, abonaría a la demanda de servicios médicos y psiquiátricos, lo que representaría altos costos para las instituciones y para los propios capitalinos", consideró.

El presidente de la Comisión de Juventud y Deporte de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, dijo que en la ciudad de México hay "prioridades sanitarias como la diabetes, el cáncer cervicouterino y el VIH, entre otras, como para atender las que deriven del consumo de la mariguana.

En la actualidad se ha incrementado el consumo de alcohol entre los jóvenes, lo que "ha traído como consecuencia el aumento de muertes prematuras en este sector de la sociedad, aparte de que el consumo de inhalables y tabaco también se ha disparado".

"El 23 por ciento de los jóvenes en la capital son consumidores de alcohol, lo que ha traído consecuencias fatales pues cada vez más se registran muertes asociadas por el alcoholismo, ya sea por enfermedades como la cirrosis, accidentes de tránsito o la participación en riñas", agregó.

Anaya González sostuvo que según la Secretaría de Salud capitalina, 50 por ciento de los estudiantes en la Ciudad de México consumen bebidas alcohólicas tres veces a la semana, por lo que tienen siete veces más riesgo de comenzar a consumir drogas ilegales en cualquier momento.

Además, "35 por ciento de los capitalinos bebe de forma excesiva y el consumo de alcohol por parte de adolescentes presenta un incremento cada vez mayor, lo que trae consecuencias en la población adulta, pues 9.5 por ciento de los hombres adultos son dependientes del alcohol", añadió.

Insistió que debe trabajarse "desde el nivel educativo para ayudar a nuestros jóvenes y adolescentes a alejarse de estos problemas de adicción, eliminar y reducir factores de riesgo en vez de abonarles uno más".