Defensa de derechos humanos, esencia del Estado: CDHDF

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Perla Gómez Gallardo, señaló que la defensa de los derechos fundamentales constituye la esencia básica de cualquier estado.

Consideró que la labor de defensoras y defensores fomentan "valores y prácticas democráticas, el buen gobierno, la cultura de la legalidad, la paz, y colocan por encima de todos los derechos el respeto a la dignidad humana".

Al participar en la presentación del Diagnóstico sobre el Derecho a Defender los Derechos Humanos en la Ciudad de México, resaltó que este documento presenta elementos sobre "obstáculos, limitaciones y vacíos" en las estructuras legales y administrativas del Distrito Federal, a fin de atender los riesgos y agresiones que sufren los defensores.

El diagnóstico analiza el mecanismo de protección para personas defensoras y periodistas de la Ciudad de México, señalando los retos que enfrenta el Gobierno del Distrito Federal para diseñar mejores modelos de articulación operativa e intervención interinstitucional que coadyuve a la garantía de seguridad e integridad de defensores, dijo.

Destacó que los principios de respeto, protección, promoción y garantía del derecho humano a defender los derechos pasa por el diseño de marcos normativos y políticas públicas que aseguren la protección de las personas que ejercen este derecho.

Asimismo la creación de canales y mecanismos accesibles que aseguren el acceso a la justicia cuando algún defensor o defensora haya sido víctima de algún delito o de algún abuso relacionado con su ejercicio.

El Mecanismo de Protección a Personas Defensoras y Periodistas debe contar con un marco que dé certeza jurídica, que complemente la voluntad de coordinar esfuerzos con la obligación legal de cumplir con determinados estándares, señaló.

Ello, señaló, a fin de otorgar responsabilidades particulares a las dependencias y contar con un fondo que garantice la disponibilidad de recursos para la atención integral de defensores y periodistas.

"Este convenio marco debe integrar un apartado de atención integral que incluya la atención psicosocial, jurídica, médica y de apoyo social inmediato para todas las personas que se acojan al propio mecanismo", manifestó.

"Hoy tenemos la oportunidad de redimensionar el mecanismo local, de rediseñar el convenio marco, de ampliar sus capacidades, de brindar una atención integral y de subir el nivel de articulación para que los beneficiarios y sobre todo las personas que defienden los derechos humanos en la capital tengan ese ejercicio de manera segura.

Marcia Checa Gutiérrez, secretaria ejecutiva del Mecanismo de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal, refirió que las condiciones de violencia que atraviesa el país lo han colocado en una situación de vulnerabilidad y han convertido la defensa de los derechos humanos, en un compromiso de alto riesgo.

Checa Gutiérrez enfatizó que el diagnóstico aborda las condiciones institucionales de la Secretaría de Gobierno, la de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de Justicia y de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

Ello, detalló, para dar cumplimiento al derecho a defender los derechos humanos a partir de revisar su marco normativo, los procedimientos formalizados con los que cuenta, recursos disponibles y el cumplimiento o no de los estándares internacionales en la materia.

En este sentido, refirió que el diagnóstico permite una "radiografía" del derecho en cuestión, pero sobre todo cuáles son las capacidades institucionales que tiene el gobierno de esta ciudad para hacer frente a las obligaciones en esa materia.

"El reto del presente instrumento es convertirlo en un capítulo específico del programa de derechos humanos sobre el derecho a defender los derechos humanos en la ciudad, y con ello fortalecer la labor de quienes a esto se dedican", puntualizó.