Mario Campaña pondera ideologías "radicales" de reconocidas figuras

Las reacciones y rebeliones que se producen en el mundo son fruto de las ideologías "radicales" de algunos personajes de la historia, como Edgar Allan Poe (1809-1849), Charles Baudelaire (1821-1867) y Jim Morrison (1943-1971), aseguró hoy aquí el escritor ecuatoriano Mario Campaña (1959).

Entrevistado a propósito de su más reciente publicación, "Linaje de Malditos. De Marques de Sade a Jim Morrison", el autor señaló que los personajes antes mencionados fueron rebeldes radicalmente en su vida y obra, tanto que sus ideas han trascendido en el tiempo e inspirado a movimientos sociales.

Es el caso, dijo, del movimiento cultural que tuvo lugar en Estados Unidos en las décadas de los 60 y 70, así como el de mayo de 1968 en París, que tuvieron entre sus fuentes de inspiración a los autores antes mencionados, así como a William Burroughs (1914-1997), Arthur Rimbaud (1854-1891), Leopoldo María Panero (1948), Antonin Artaud (1896-1948), el Conde de Lautréamont (1846-1870) y Charles Bukowski (1920-1994).

A lo largo de 400 páginas, Campaña, considerado el autor de la mejor biografía en español de Charles Baudelaire (1821-1867), ofrece un riguroso y apasionante retrato de escritores y poetas que convirtieron el exceso de la vida en una obra inmortal, y cuyo legado ha contribuido de manera decisiva a la creación de la cultura y a la sensibilidad crítica de Occidente.

De acuerdo con el escritor, lo común entre cada uno de los personajes antes mencionados se ubica en una profunda reflexión acerca del mal.

"Se trata de una parte importante de la cultura moderna en realidad. Son personajes históricos que van trazando un pensamiento y una manera de ver la vida, la historia, la humanidad y la naturaleza; tienen elementos comunes.

"Poseen, además, un pensamiento y una cultura que puede reconocerse como parte importante de lo que nosotros hemos recibido como herencia y que ha influido considerablemente en lo que se conoce como cultura", expuso.

En el texto, Campaña traza diversos recorridos biográficos y analiza las respuestas extremas que estos grandes autores dieron a las preguntas que les planteó la existencia.

Así, el lector descubre los abismos y resplandores de 10 maestros de la transgresión, quienes han seducido a inconformes y rebeldes a través de un "largo e inmenso desarreglo de todos los sentidos".

Sobre Edgar Allan Poe, comentó que el escritor de origen estadounidense jugo un papel extraño, porque fue traducido por Charles Baudelaire al francés y presentado como un mártir de la sociedad moderna y capitalista.

"En ese sentido, Baudelaire se convirtió en el hombre que proyecto a Poe en Europa. Es cierto que Poe había desarrollado un pensamiento acerca del mal, pero en su vida trágica no existía la misma rebelión que surgió en la vida de los demás personajes del libro", mencionó.

Sobre el poeta, cantante y compositor Jim Morrison, refirió que fue el punto de llegada, por ejemplo, "del desarrollo de esta cultura tan radical y que hoy le llamamos "la de los escritores malditos".

"Morrison leyó y asimiló de fondo al Marqués de Sade y a Baudelaire. Con Morrison este pensamiento de la alta cultura pasa por primera vez a la cultura popular. Él lleva esto a la música, lo saca de la literatura y lo lleva a las grandes masas, combina la literatura con el teatro, con los rituales indígenas se convierte en una especie de chamán.

"Morrison hace una proeza en música, que es hacer confluir diferentes géneros en el espectáculo", explicó.

Destacó que el libro estudia la vida desde el punto de vista de los hechos de la experiencia práctica y espiritual, es decir, lo hecho y la obra de cada uno de los personajes.

"Los malditos tienen que ver con la asimilación del mal, el mal identificado, primero, como una existencia en la realidad humana; segundo, del mal como eje de la obra de cada uno, y tercero, el mal como elección de vida de cada uno.

"Cada uno reivindica el mal como forma de rebelión. Son personajes rebeldes radicalmente en su vida y obra. Se trata de la ruptura más radicalmente crítica con la sociedad moderna y el capitalismo que se ha producido jamás", señaló.

Son, abundó, personajes actuales, contemporáneos, porque hoy por hoy las rebeliones que se producen en el mundo piden lo mismo: Cambiar la vida y transformar el mundo.