Reynosa, primer lugar de nacimientos en Tamaulipas

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró un promedio de 47 nacimientos diarios en Tamaulipas, durante 2013. De estos, al menos el 28 por ciento nacieron en esta ciudad fronteriza, informó Aurora Martínez Martínez.

La coordinadora de los Servicios de Gineco-Obstetricia del Hospital General de Zona número 15 del IMSS en Reynosa, señaló que según las estadísticas, este municipio se colocó en primer lugar de nacimientos anuales con 4 mil 627, seguido por el puerto de Madero con 4 mil 153 y en tercer sitio, Mante con mil 78 nacimientos.

Refirió que en total, en los seis hospitales de Tamaulipas nacieron 17 mil 276 infantes, el año pasado. De ellos, en el puerto de Matamoros la cifra fue de tres mil 292 nuevos nacimientos, en Nuevo Laredo, dos mil 522 y en ciudad Victoria mil 604.

Con el propósito de evitar problemas de salud o incluso muertes materno-infantil, Martínez Martínez exhortó a la población derechohabiente a acudir a la consulta pre concepcional para detectar los posibles riesgos obstétricos que pudieran enfrentar cuando deseen embarazarse.

Manifestó que a través del Programa de Salud Reproductiva, se toman en cuenta todos los factores de riesgo en el embarazo, como la edad, (menor de 18 y mayor de 35 años), padecer hipertensión arterial sistémica, diabetes mellitus o enfermedades del corazón, entre otros.

A través de este programa, destacó, las pacientes conocen los signos de alarma del embarazo y las indicaciones básicas para evitar complicaciones por pre eclampsia, eclampsia, diabetes o infecciones de vías urinarias y vaginales. Se ha demostrado su utilidad en el descenso de malformaciones congénitas y bajo peso al nacer.

La funcionaria apuntó que en un embarazo saludable las pacientes cumplen puntualmente con las ocho consultas médicas que establece el programa de salud reproductiva y llevar un debido cuidado en todo el proceso de gestación.

Refirió que entre las recomendaciones para conservar la salud durante el embarazo, incluyen alimentación balanceada a base de frutas, verduras, legumbres, carnes, leche y derivados; usar zapatos cómodos, caminar durante 20 o 30 minutos diarios y evitar fumar, beber alcohol y cargar cosas pesadas.