PAN pide a Senado mexicano condenar violencia en Venezuela

La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) propuso un punto de acuerdo para que el Senado de la República condene los actos de violencia en Venezuela y además solicite a la cancillería mexicana enviar un relator especial para derechos humanos y libertad de expresión.

En la Gaceta Parlamentaria del Senado de este martes, la senadora panista, Mariana Gómez del Campo presentó un punto de acuerdo en el que plantea que se condenen "los actos violentos ocurridos durante las manifestaciones públicas en Venezuela".

La también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, propuso que el Senado exprese "su preocupación ante estos hechos y externe sus condolencias por el fallecimiento de tres personas".

También que "el Senado de la República solicite a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que a través de la Representación de México ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se impulse una resolución para que se envíe a un relator especial de derechos humanos y libertad de expresión a la República Bolivariana de Venezuela".

El argumento del proyecto de punto de acuerdo señala que el pasado 6 de febrero de 2014, fueron arrestados por desorden público estudiantes que exigían más medidas de seguridad en el estado de Táchira, de la República Bolivariana de Venezuela.

"Este hecho generó otras protestas que resultaron en disturbios y más arrestos. Así, los líderes de la oposición se unieron a los reclamos, levantando la voz contra el gobierno del Presidente Nicolás Maduro".

Gómez del Campo expuso que el pasado 12 de febrero, los líderes de la oposición venezolana María Corina Machado y Leopoldo López, y movimientos estudiantiles convocaron a una manifestación pacífica contra el gobierno de Nicolás Maduro.

"La primera razón para la movilización fue defender a los estudiantes detenidos, además de esto, la ciudadanía protestó contra la inseguridad, la corrupción, los altos niveles de violencia, las violaciones a los derechos humanos y la escasez de insumos básicos, producto de la crisis económica en Venezuela".

La senadora expuso, además, las declaraciones del ministro venezolano del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, quien dijo que el jueves 13 de febrero de este año, grupos de infiltrados entrenados en 2010 en México, que formaron parte de un plan llamado "Fiesta Mexicana", son los que desataron la violencia en Caracas.