Morelos producirá bioturbosina con base en siembra de Jatropha curcas

Con la finalidad de generar y producir biocombustible para la aviación en México, a partir de aceite de piñón (Jatropha curcas), el gobierno de Morelos y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) firmaron un convenio de colaboración.

Dicho documento, denominado Plan de Vuelo Morelos, tiene como meta la siembra de hasta 33 mil hectáreas de Jatropha, materia prima en la generación de energías limpias, en la zona surponiente del estado.

En su intervención, el gobernador Graco Luis Ramirez Garrido Abreu indicó que "esta producción que hagamos en Morelos, permitirá a la industria aeronáutica dejar de contaminar, la Jatropha también se reutiliza para reforestar y proporcionar más nutrientes a la tierra".

"El convenio con ASA va de la mano con diversas acciones emprendidas por el gobierno de la Nueva Visión para combatir el cambio climático", dijo.

El gobernador de Morelos recordó que esta es la primera entidad del país en contar con una Comisión Estatal de Biodiversidad, así como en instalar la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente y conformar la primera Comisión Estatal de Cambio Climático.

Por su parte, Brenda Valderrama Blanco, titular de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología, señaló que el proyecto de sustentabilidad tiene como base los resultados del trabajo conjunto de la red de innovación agropecuaria.

Esta instancia está integrada por el sector de investigación, con instituciones de primer nivel como son el Centro de Ciencias Genómicas y el Instituto de Energías Renovables de la UNAM.

"La superficie potencial para la siembra de Jatropha es de 33 mil hectáreas y en la cuenca del río Balsas de 153 mil hectáreas, con un promedio estimado de cinco mil 500 kilos por hectárea", indicó.

La producción de Jatropha se realizará donde normalmente no existía siembra y ahora se generará un promedio de dos mil 500 empleos para el cultivo de la mencionada semilla.

En su intervención, el director general de ASA, Gilberto López Meyer manifestó que Morelos cuenta con las condiciones geográficas y climatológicas ideales para la producción de la Jatropha.

"Ya estamos en la posibilidad de utilizar la producción de los combustibles como una iniciativa para impulsar empleos dignos en comunidades rurales, así como un desarrollo local y regional sustentable", enfatizó.

López Meyer enfatizó que los primeros vuelos realizados con bioturbosina pasaron de ser un reto a una gran oportunidad de establecer una ruta segura para nuevos patrones de comportamiento energético y conformar una industria nacional de biocombustibles de aviación comercialmente viable y tangible.

Aseguró que la firma del convenio de colaboración permite ir eslabonando las piezas de un complejo engranaje con fines de prosperidad global, donde la corresponsabilidad nacional y estatal dará certeza institucional y rumbo a hechos y acuerdos dirigidos a poner nuestra aportación en la lucha contra el cambio climático mundial que a todos afecta.