Marchas en Managua a favor y en contra del gobierno de Venezuela

La sede de la Embajada de Venezuela en Nicaragua fue hoy escenario de manifestaciones a favor y en contra del gobierno venezolano de Nicolás Maduro, que enfrenta una ola de protestas estudiantiles y opositores desde hace una semana.

No se registraron incidentes entre los manifestantes de Juventud Sandinista y un pequeño grupo de opositores nicaragüenses que habían convocado a una marcha de repudio de la violencia en Caracas.

Las organizaciones opositoras habían convocado a través de las redes sociales a un plantón bajo el lema "hoy por ti, mañana por mi. Manifestación solidaria con Venezuela que está luchando por su libertad".

Poco antes, los sandinistas habían ocupado la calle aledaña a la sede diplomática y de la Organización de Estados Americanos (OEA) para impedir la manifestación opositora.

La sede diplomática amaneció rodeada de agentes policiales que resguardaban todo el perímetro ante la anunciada marcha opositora.

Ambas sedes están ubicadas en una exclusiva zona residencial Los Altos de Santo Domingo, al sur de la ciudad.

"Váyanse al carajo", gritaban los miembros de Juventud Sandinista. "Juventud, juventud... (Hugo) Chávez vive, la lucha sigue", coreaban.

Los numerosos manifestantes portaban banderas de Venezuela, Nicaragua y la roji-negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, en el poder).

El embajador Javier Arrué, agradeció las muestras de solidaridad y acuso de "acciones injerencistas de los Estados Unidos" que estarían creando "inestabilidad en los países que conforman la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA)".

El encargado de Negocios Pedro Penso, acuso a "la derecha del imperio estadunidense" de estar detrás de "las acciones vandálicas" porque su objetivo es "apoderarse de las riquezas petroleras" en Venezuela.

Nicaragua y Venezuela han estrechado una alianza política desde enero de 2007 con la asunción al poder del líder sandinista, Daniel Ortega, que ha repetido su mandato por una victoria electoral en 2011.

La alianza incluye acuerdos petroleros, comerciales, inversiones y apoyo político.