Senador estadunidense aboga por más integración con México

El senador demócrata por Nueva Jersey, Robert Menéndez, opinó que la relación entre México y Estados Unidos debe ir más allá de lo comercial y aprovechar el momento de México con sus reformas estructurales y el crecimiento sostenido de la economía del país norteamericano para favorecer a sus poblaciones.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del senado norteamericano señaló en conferencia convocada por el Consejo de las Américas, que ambos países deben estar dispuestos a ver su prosperidad en un escenario de 10, 20 y 50 años hacia el futuro.

Para ello, dijo, es indispensable fortalecer la formación de recursos humanos, intercambiar tecnología y reformar el funcionamiento de las instituciones financieras internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco de Norteamérica.

Explicó que lo más importante es fortalecer la infraestructura en ambos países porque con eso se logrará que las personas tengan mejores oportunidades de vida y de desarrollo hacia el futuro aprovechando "la bendición que significa tener un vecino como México".

En ese sentido, aseguró que sería muy benéfico que se aprobara la reforma migratoria en Estados Unidos conforme con la propuesta que se presentó el año pasado en el Senado, si bien hay otras alternativas para provechar las condiciones positivas para ambas naciones.

La pregunta clave es si Estados Unidos y México tienen la visión y la voluntad de trabajar juntos en el objetivo de largo plazo de ir más allá de lo meramente comercial, comentó.

Robert Menéndez adelantó que en este año presentará un paquete de propuestas en el Senado para mejorar la competitividad de Estados Unidos y con ello la de la región, pues en la medida en que México alcance sus metas, Estados Unidos también lo hará.

A esta plática donde también acudió el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne y el ex canciller mexicano, Jorge Castañeda; el senador Menéndez suscribió las palabras del ex presidente de Estados Unidos John F. Kennedy.

Recordó que en su visita a México en junio 1962, el desaparecido mandatario dijo que mientras cada niño tenga su comida al día, cada estudiante un lugar en la escuela y cada trabajador una posibilidad de empleo, "habremos logrado el objetivo que nos planteamos de la fundación de nuestros países".

Insistió en que la integración es fundamental para el progreso no sólo de México y Estados Unidos, sino de Latinoamérica y ejemplificó que la Unión Americana es muy eficiente en materia energética, lo que permitirá muchas opciones de cooperación.

Sobre todo, agregó, a la luz de las reformas energética, de telecomunicaciones, fiscal y en otras materias realizadas por México.