Reconocen falla en protocolo en viajes de Chinchilla al exterior

La Dirección de Inteligencia y Seguridad Nacional (Dis) de Costa Rica reconoció hoy que falló el protocolo en las gestiones para los dos viajes que hizo la mandataria Laura Chinchilla, en marzo pasado a Venezuela y en este mes a Perú.

El director de la Dis, Mauricio Boraschi, en declaraciones a la Radio ADN, afirmó que la dependencia que dirige nunca fue informada sobre gestiones que personal presidencial cumplía ante una empresa privada para el viaje de la presidenta Chinchilla.

Tampoco fueron informadas las autoridades de la seguridad de la mandataria, agregó.

La Dis desconocía que se estaba solicitando un avión a la empresa petrolera privada canadiense THX Energy, la cual está vinculada con un supuesto empresario quien engañó a autoridades gubernamentales sobre su identidad, narró Boraschi.

Lo mismo ocurrió en marzo pasado durante las gestiones con la misma empresa, cuando la mandataria viajó a Venezuela con motivo del funeral del presidente Hugo Chávez, informó el funcionario.

Boraschi indicó que de los viajes presidenciales se enteró "muy tarde, no por nada en especial", sino porque "son viajes que se concertan de última hora".

"De hecho, el protocolo indica que primero se busca la posibilidad de un vuelo comercial, de acuerdo con la agenda" y en caso de que no exista se valora otra posibilidad.

En la mayoría de los casos cuando se han buscado otras alternativas, "han sido los mismos presidentes y países que tienen aviones, (que) le hacen el favor a Costa Rica de poder transportar también a la presidenta de Costa Rica", reveló.

"Y en último caso, se recurre a la utilización de un vuelo privado (...) el vuelo privado o el avión que se ha utilizado es el de un empresario sumamente conocido y ha sido avalado por la Dis", indicó.

"Pero en ese momento, no se contaba con esa posibilidad y fue lo que motivó que se buscara otro vuelo, otra empresa que tuviera un avión que reuniera las condiciones para hacer ese vuelo", expresó.

"Y ahí es donde se da el corte de la comunicación y una vez que deciden, no se consulta a la Dis y por lo tanto nosotros no participamos en ese aval que hubiera impedido que la presidenta fuera", a la capital peruana en ese avión, señaló Boraschi.

"No se cumplió con el protocolo establecido no se hizo la consulta respectiva y en este momento más bien estoy obviamente en una revisión completa de lo que ha pasado, de todos los pormenores que rodearon estos dos viajes", reconoció.

Boraschi señaló que respecto al presunto empresario Gabriel O'Falan, involucrado en el caso y cuyo verdadero nombre es Gabriel Morales Fallon, que "de la existencia de este sujeto, tienen conocimiento, las autoridades judiciales, gracias a la Dis".

"Nosotros conocíamos de la existencia de este sujeto, del avión, pero en ningún momento se nos consultó o se nos informó que la presidenta iba a utilizar ese avión", reiteró.