Hallan en Ensenada a persona extraviada durante 14 años

Un hombre, que desapareció hace 14 años de la Ciudad de México, fue localizado en Ensenada, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), luego de reportarlo a sus familiares.

La PGJE indicó que se trata de Gustavo Leonel Sánchez Rodríguez, de 33 años de edad, quien salió de su vivienda ubicada en la delegación de Coyoacán, el 31 de mayo de 1999, y no regresó ni tuvo contacto con sus familiares hasta este miércoles.

El encargado del Centro de Restauración Familiar "El Alfarero", solicitó el apoyo de la Subprocuraduría de Justicia de zona Ensenada para localizar a los familiares de Gustavo, quien ingresó por voluntad propia a dicho centro.

En su declaración ante la PGJE, el encargado del Centro El Alfarero, manifestó que Gustavo presentaba afectación psicológica y que únicamente recordaba su nombre.

Los agentes de la Policía Ministerial del Estado (PME) adscritos al Grupo de Aprehensiones establecieron contacto con el Centro de Atención a Personas Extraviadas (Capea) de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En la capital del país les informaron que no contaban con una orden para la localización de Gustavo.

Luego de realizar varias diligencias, los agentes del Grupo de Aprehensiones, a través de la organización civil "Menores Extraviados" lograron contactar a José Luis Sánchez Martínez, de 63 años, padre del desaparecido.

Confirmaron que se trataba de su pariente desaparecido, por fotografías que les fueron enviadas por correo electrónico por los agentes investigadores.

Sánchez Martínez se trasladó hasta este puerto y declaró ante el Agente del Ministerio Público que su hijo padece una afectación mental y que -en aquel entonces- acudieron a diversas instancias para lograr ubicarlo, pero no tuvieron éxito.

"Fuimos a todos los lugares donde nos abrieron la puerta para localizar a mi hijo pero jamás supimos de él, hasta hace unos días cuando recibimos una llamada de la policía ministerial de Ensenada", declaró.

Por su parte, Gustavo indicó que luego de que salió de su vivienda se reunió con dos conocidos con los que por decisión propia se trasladó a Baja California en miras de encontrar un empleo.

Manifestó que no recuerda la fecha exacta en que llegó a este estado e intentó cruzar la frontera sin tener éxito, por lo que vivió en las calles y albergues sin saber que era buscado por sus familiares.