Urge canciller italiana a evitar el caos en Libia

La ministra italiana de Exteriores, Emma Bonino, urgió hoy a encontrar, junto a otros países, una iniciativa para evitar que la situación en Libia degenere en el caos.

"Italia debe encontrar, al lado de otros países, una iniciativa que evite que Libia se precipite en una situación de caos", declaró la funcionaria al ilustrar ante el Parlamento las líneas programáticas del gobierno de Enrico Letta en materia de política exterior.

Indicó que en el país norafricano ha tenido impacto negativo la ley sobre el aislamiento que eliminará a una parte de la clase política.

Bonino anunció también que el próximo día 22 viajará a Amman, Jordania, para estar en la reunión del grupo "Amigos de Siria" y el día 23 la oposición siria se reunirá en Estambul para decidir si participa en la conferencia Ginebra 2 sobre el futuro de la nación asiática.

Dijo que eso hace ver una luz en el túnel del "drama sirio y sus 80 mil muertos".

La ministra confirmó que la unidad de crisis de la cancillería trabaja en la búsqueda del periodista italiano Domenico Quirico, enviado del diario La Stampa a Siria y desaparecido hace más de un mes.

Pero reconoció que las investigaciones no han dado ningún resultado y de Quirico no se tiene ninguna noticia.

La canciller también expresó el apoyo de Roma a la iniciativa de Washington para impulsar las negociaciones de paz en Medio Oriente.

Asimismo confirmó el compromiso del gobierno para lograr el retorno a Italia de los militares Massimo Latorre y Salvatore Girone, detenidos en India bajo la acusación de haber asesinado en febrero de 2012 a dos pescadores de ese país asiático a los que confundieron con piratas.

"Creo que la vía del diálogo y la firmeza nos puede permitir alcanzar una solución equitativa", declaró.

Por otra parte, la ministra dijo que la cancillería contribuirá al impulso de la recuperación económica del país a través del apoyo a la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas.

Boninco criticó las políticas de austeridad, que en su opinión no pueden ser la única vía posible para el Viejo Continente, y confirmó el apoyo del Ejecutivo para alcanzar el objetivo de construir los Estados Unidos de Europa.