Denuncia gobierno boliviano "afanes conspirativos" de la COB

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, denunció hoy "señales de afanes conspirativos y desestabilizadores" por parte de sectores de la Central Obrera Boliviana (COB), en paro desde la semana pasada.

En declaraciones divulgadas este miércoles por la estatal agencia ABI, el funcionario dijo que la movilización de la COB, para exigir un incremento de las jubilaciones, "adquirió connotación política confrontacionista y desestabilizadora".

A juicio de Romero, eso se "trasluce" de las consignas lanzadas por diferentes sectores afiliados a la organización sindical, que inició el pasado 6 de mayo un paro nacional por tiempo indefinido en demanda de una fuerte alza de las pensiones.

En rueda de prensa en La Paz, el portavoz de la administración del presidente Evo Morales manifestó su preocupación ante esos hechos y advirtió que "cada persona deberá asumir su responsabilidad ante la historia".

Entre las señales "desestabilizadoras", Romero mencionó el intento de toma del aeropuerto de Trinidad por manifestantes de la Central Obrera Departamental, así como los llamados del magisterio de Cochabamba a "bajar" al presidente Morales.

Sostuvo que las convocatorias a tomar por la fuerza aeropuertos del país "intentan reproducir las estrategias de golpe de Estado" porque "se trata de acciones de alteración del orden institucional que agreden a la democracia".

Subrayó que cuando se llama a trasgredir la institucionalidad y se habla de "tumbar" al gobierno "estamos en presencia ya no de un movimiento reivindicativo sino conspirativo".

"Nosotros dejamos establecida esta información porque luego cada uno deberá asumir su responsabilidad histórica", sentenció el titular de Gobierno.