Investiga UE legalidad de ayuda estatal española a Ford

La Comisión Europea (CE) investiga la posible ilegalidad de una ayuda de 25.2 millones de euros (unos 32.4 millones de dólares) concedida por el gobierno de España a una planta del fabricante automotriz estadunidense Ford en la ciudad de Valencia.

A finales del año pasado, España informó a Bruselas de su plan de subvencionar la producción de un nuevo modelo del Ford Transit Connect, justificando que ello beneficiaría una región con elevada tasa de desempleo y bajo Producto Interno Bruto (PIB).

No obstante, una investigación preliminar concluyó que, con el proyecto, Ford podría superar el umbral de 5.0 por ciento de aumento de la capacidad de producción autorizado para un mercado debilitado por un exceso de capacidad o un escaso crecimiento.

"La CE tiene dudas de que los datos proporcionados por España sean apropiados para determinar si el mercado afectado está en caída", explicó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La CE profundizará ahora la investigación de estos aspectos para determinar si se alcanzan los umbrales fijados.

"En caso negativo, la CE debe proceder a la evaluación pormenorizada para discernir si la ejecución del proyecto de inversión requiere ayuda estatal y si los beneficios reportados por la ayuda de desarrollo regional son superiores al falseamiento de la competencia que ocasionan", agregó.

Las filiales de Ford en Europa se han beneficiado de un total de 214 millones de euros (unos 275 millones de dólares) en ayudas regionales desde 2007.

De ese total, sus plantas en España recibieron 52 millones de euros (unos 66 millones de dólares) en 2008 y otros 23 millones de euros (unos 29 millones de dólares) en 2010.