Reformas secundarias, oportunidad para recuperar el desarrollo: PRD

Legisladores de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD consideraron necesario recuperar el Congreso de la Unión para que sea el contrapeso de las decisiones fundamentales del Gobierno Federal.

En la reunión plenaria de la fracción parlamentaria del PRD que se realiza en Acapulco, también plantearon que las reformas secundarias son la oportunidad para recuperar al Estado como ente de desarrollo y no como gerente de intereses ajenos al bienestar colectivo.

Asimismo, destacaron la necesidad de replantear el papel del Partido de la Revolución Democrática (PRD) como segunda fuerza política y que "es deber insoslayable hacer valer el apoyo ciudadano que nos condujo al Congreso".

También se debe reivindicar la lucha social, ya que "es nuestro origen y por ello avanzaremos en el reconocimiento de una agenda en la que los pueblos originarios, el medio ambiente y la política social universal sean el eje rector de nuestras propuestas", expusieron.

Destacaron que se debe promover a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como empresas estratégicas del Estado y motores del desarrollo nacional.

En ese sentido, resaltaron que "seremos promotores de que los derechos de la nación sean respetados y no permitiremos la cesión de soberanía".

Al presentar un pronunciamiento, los representantes de IDN consideraron que a poco más de un año del retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a Los Pinos, el panorama económico es desalentador.

"Tenemos una economía estancada y pérdidas de empleos formales del orden de 240 mil, demuestran la falta de sensibilidad de este gobierno para atender las necesidades de las mayorías a las que como izquierda estamos obligados a defender", agregaron.

De igual forma, aseguraron que la economía nacional no crece, la informal y el subempleo avanzan; los derechos laborales se diluyen y el encarecimiento de la vida pone al país en una situación de apremio.

En tanto, las estimaciones de crecimiento de 2013 se modificaron en diversas ocasiones y de 3.5 por ciento de crecimiento prometido, apenas se llegó a 1.3 por ciento, que obviamente es insuficiente para atender las necesidades de desarrollo de la población, externaron.

De acuerdo con previsiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2014, dijeron, el impulso de la reforma energética permitirá elevar el crecimiento de la economía de 3.8 a 4 por ciento.

Sin embargo, agregaron, la falta de las reformas secundarias y de la competencia del mercado iraní en materia de energía, existe el riesgo de que esa meta no se cumpla, pues la aspiración del PRI de generar más y mejores empleos lo supedita a la voluntad de los inversionistas.

Los perredistas sostuvieron que los costos para los partidos políticos están a la vista, "en el caso nuestro, aliados naturales han marcado una distancia que es importante escuchar; las cosas deben cambiar por el bien de la República".

Alertaron que existe un peligro inminente de que el gobierno federal, para recuperar la simpatía de los inversionistas, busque una apertura del sector energético, y "nuestro papel será el de brindar certeza a la población de que sus recursos naturales no serán dilapidados".