Fustiga EUA a China por restricciones a la prensa extranjera

La Casa Blanca expresó hoy su "profunda preocupación" por lo que calificó como las restricciones que enfrenta la prensa extranjera en China, en especial tras la salida del corresponsal de The New York Times, Austin Ramzy.

El portavoz presidencial, Jay Carney, enumeró entre los impedimentos las demoras en el otorgamiento de visas, restricciones para viajar a lugares considerados "sensitivos" por el gobierno chino e incluso violencia por parte de autoridades locales.

"Estas restricciones y tratamiento no son consistentes con la libertad de prensa y representan un marcado contraste con el tratamiento de Estados Unidos hacia los periodistas chinos y de otros países", señaló.

Ramzy, corresponsal de The New York Times, tuvo que salir de China debido a retrasos en el procesamiento de sus credenciales de prensa.

"Seguimos preocupados de que el señor Ramzy y otros periodistas estadunidenses han esperado meses, y en algunos casos años, una decisión sobre sus credenciales de prensa y solicitudes de visa", indicó Carney.

La Casa Blanca señaló en ese sentido que ha abordado el asunto al más alto nivel con el gobierno chino y continuará haciéndolo.

"Nuestros dos países deberían estar expandiendo intercambios entre los medios de comunicación para fortalecer el entendimiento mutuo y la confianza, no restringiendo la capacidad de los periodistas de hacer su trabajo", expresó Carney.