Disertan especialistas sobre "Nuevas escrituras, nuevas lecturas"

Los efectos que ha provocado la Internet en el público lector, cómo éste ha modificado los hábitos de lectura y de cuál podría ser el futuro del libro cuando desaparezcan las impresiones literarias en papel, fueron temas que esta noche abordó el escritor Enrique Serna (México, 1959).

Al participar en el Coloquio Internacional "Nuevas escrituras, nuevas lecturas", junto con los también hombres de letras Peter Stamm (Suiza, 1963), Rodrigo Fresán (Argentina, 1963), Sergio González (México, 1950) y Mauricio Montiel (México, 1968), Serna mostró pensamiento sobre ese actual y sensible tema.

Habló sobre la época en que predomine el libro electrónico y, sobre todo, las posibilidades que ofrece la Internet para combatir y contrarrestar el gran poder de las grandes cadenas de televisión y los enormes consorcios informativos, no nada más en este país, sino en lo que se ha llamado "aldea global".

De esa forma, el narrador, ensayista, periodista, guionista y columnista de la revista Letras Libres y del semanario Domingo, del diario El Universal, a quien se debe el ensayo que incluye la edición conmemorativa por los 10 años de la novela "Diablo Guardián", de Xavier Velasco, opinó sobre el futuro:

"Concretamente en el campo de la literatura, la Internet ofrece a todo bloguero la oportunidad de entrar en las polémicas literarias y que la critica sea más libre y más independiente. Sin embargo, esa situación conlleva un peligro: la falta de filtros editoriales, y de una autoridad que decida qué se publique y que no".

Esa situación, agregó, puede provocar en poco tiempo que disminuya la calidad y el rigor literario. "Es bueno que la gente escriba, porque la crítica profesional regularmente tiene muchas presiones, debido a sus redes de amistades. En cambio, los blogueros que llegan a opinar, pueden orientar mucho mejor al lector".

El autor del libro "Señorita México" (1991) y de una multitud de obras que han sido ampliamente reconocidas explicó lo anterior al señalar que blogueros, quienes en muchas ocasiones no son escritores profesionales, llegan a la Internet con más frescura e independencia a debatir para beneficio del público lector.

El coloquio, que se inscribió en el marco del 29 Festival de México (fmx) en el Centro Histórico se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Franz Mayer, a donde llegaron decenas de estudiantes y profesores comunicación, escritores, aspirantes a poetas y no pocos espontáneos interesados en el tema.

El acto buscó discutir en torno a la relación de los procesos literarios frente a las plataformas tecnológicas vinculadas con la palabra escrita y el futuro que se vislumbra en el corto, mediano y largo plazo a nivel mundial.