Busca Pakistán a posibles sobrevivientes del terremoto

Equipos de socorro y elementos de las fuerzas armadas paquistaníes buscan hoy a posibles sobrevivientes del terremoto de 7.8 grados Richter, que azotó la víspera la frontera entre Irán y Pakistán.

Las labores de búsqueda se concentran en la ciudad de Mashkal, en la provincia de Baluchistán, suroeste de Pakistán, donde más de dos mil casas de adobe fueron destruidas o sufrieron graves daños a causa del fuerte terremoto, según un reporte de la cadena Dawn.

Un terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter sacudió la tarde de este martes la provincia de Baluchistán, en el sureste de Irán, cerca de Pakistán, con un epicentro localizado a unos 80 kilómetros al suroeste de la ciudad iraní de Savaran.

Contrario a Irán, centro del terremoto y donde las autoridades han confirmado sólo un muerto, 12 heridos y leves daños materiales, en Pakistán se han contabilizado 41 muertos, más de 250 heridos, muchos de ellos graves, y la completa destrucción de varias localidades.

Los equipos de rescate, apoyados por varios sobrevivientes, buscan muertos o heridos entre los escombros de miles de casas que se derrumbarn en Mashkal y otras regiones remotas del suroeste de Pakistán, que quedó incomunicado y sin servicio de energía eléctrica.

Miles de personas, incluyendo muchos niños, que perdieron sus hogares se han refugiado bajo las copas de grandes árboles en espera de la llegada de ayuda por parte del Ejército.

En medio de intenso calor, los damnificados buscan entre los restos de sus casas, víveres, agua y materiales con los que puedan improvisar algún refugio temporal, en medio de las fuertes réplicas que siguen sacudiendo la zona.

Un fuerte sismo de 5.7 grados en la escala de Richter sacudió esta miércoles la misma zona del terremoto de ayer, a más de 100 kilómetros al este de la ciudad iraní de Khash, sin que hasta ahora haya ningún reporte de víctimas o daños por este nuevo temblor.

Los lugareños también están a la espera de personal médico para atender a los lesionados, ya que el centro de salud comunitario sufrió graves daños y sólo cuenta con un médico, según el testimonio de varios sobrevivientes, que caminaron más de dos horas para encontrar ayuda.

"Ninguna ayuda ha llegado hasta nosotros. Sólo los militares que nos están ayudando de manera limitada. No hay ninguna señal de cualquier administración civil para la prestación de asistencia médica", dijo a la cadena paquistaní un anciano de Mashkhel, que perdió su vivienda.

Autoridades paquistaníes informaron que cinco helicópteros llegaron este miércoles a Mashkhal junto con el personal médico, tiendas de campaña, una toneladas de medicamentos y casi dos toneladas de raciones de alimentos, además de otros artículos de socorro.

Los esfuerzos para ayudar a los sobrevivientes se han visto obstaculizados por la ubicación remota de Mashkhal y lo disperso que están las comunidades, además de que no hay carreteras asfaltadas, no hay electricidad y la cobertura de teléfonos móvil es limitada.

Ante la necesidad de miles de familias, los gobierno de Estados Unidos y Rusia, así como organizaciones humanitarias de las Naciones Unidas (ONU) han ofrecido a Pakistán e Irán ayuda para las víctimas del terremoto, que se sintió además en India, Bahréin y los Emiratos Árabes.