SIP considera afrenta a libertad de información en caso de AP

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó hoy la revisión de registros telefónicos de la agencia AP por parte del gobierno estadunidense como "una grave afrenta a la libertad de información y una violación a la reserva de fuentes confidenciales".

la agencia estadunidense Asociated Press (AP) informó que el Departamento de Justicia le notificó que entre abril y mayo de 2012, recopiló los reportes de más de 20 líneas telefónicas de la agencia.

Entre los teléfonos de AP que estuvieron bajo vigilancia, se incluyen los de sus periodistas, sus oficinas en Nueva York, Washington, Hartford, y en la Cámara de Representantes.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP, Claudio Paolillo, expresó que "la medida presenta una seria preocupación y llamado de alerta para quienes no gozan del respaldo de una empresa como ésta (AP) y es necesario estar vigilantes".

Añadió que "la SIP se suma al pedido del presidente y director general de AP, Gary Pruitt, quien exigió al gobierno la devolución de los registros telefónicos y la destrucción de todas las copias".

El Departamento de Justicia no explicó las razones de la recopilación de los registros, aunque se cree que podría estar vinculada a una declaración previa del gobierno.

Según esa declaración, la Fiscalía Federal en la ciudad de Washington había iniciado una investigación penal sobre la filtración a la prensa de información secreta, contenida en un despacho publicado por AP el 7 de mayo de 2012.

La nota informaba sobre un operativo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Yemen para desmantelar un plan de la red Al Qaeda para detonar una bomba en un avión que se dirigía a Estados Unidos.

Entre los registros telefónicos incautados, se encuentran los números asignados a cinco periodistas y un editor que participaron en la redacción del despacho.

Paolillo recordó que la Declaración de Chapultepec establece que "no podrá obligarse a ningún periodista a revelar sus fuentes de información".

También destacó que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión adoptada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos prevé que "todo comunicador social tiene derecho a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos personales y profesionales".

En el informe sobre la situación de la libertad de prensa en Estados Unidos, de la reunión semestral de la SIP en marzo pasado, consignó que el gobierno de Barack Obama ha enjuiciado, por presuntas filtraciones bajo la ley de espionaje de 1917, a más funcionarios del gobierno que todos sus predecesores juntos desde 1981.