Reinaugurará MTM su Sala 6 con objetos inéditos

Luego de año y medio de trabajos de adecuación museográfica y remodelación, la Sala 6 del Museo del Templo Mayor (MTM) será reabierta el próximo 24 de mayo, con 338 objetos -entre restos botánicos y de animales, así como materiales arqueológicos recuperados en excavaciones-, algunos de ellos inéditos.

La museografía de la sala, que lleva por nombre "flora y fauna", cuenta con nuevas temáticas, entre ellas "taxidermia" y restos botánicos y animales, obtenidos de las diferentes exploraciones y excavaciones emprendidas dentro del Proyecto Templo Mayor.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), "flora y fauna" está compuesta por 10 temáticas: "La Arqueobiología", "La Ofrenda 102", "El Clima Templado", "El Bosque Espinoso", "Los Cuerpos Lacustres", "El Bosque Tropical Caducifolio", "El Bosque Tropical Perinifolio", "Los Litorales", "Aprovechamiento de Recursos Marinos" y "La Taxidermia".

Entre las piezas de la exposición sobresalen: un tocado con máscara y un peto de papel amate, atribuidos al dios Tláloc; un xicolli (vestimenta tipo chaleco) de algodón; y una escultura, en roca volcánica, de una cabeza de águila.

Además, un cetro en forma de cabeza de venado, máscaras antropomorfas, vasijas con imágenes de Tláloc en miniatura y representaciones de la "Xiuhcóatl" (serpiente de fuego), descubiertas en varias ofrendas enterradas en el Recinto Sagrado de Ahuízotl y Moctezuma II.

"A diferencia del guión anterior, que presentaba objetos de manera filogenética, en esta ocasión, se mostrarán de forma integral animales y plantas juntos, de acuerdo con los ambientes ecológicos a los que pertenecieron", explicó David García Aguirre, curador de la exposición.

En relación a la puesta museográfica, sostuvo que se actualizó e incrementó la parte de botánica, de la que anteriormente había muy poca información. "Se integraron diversas especies vegetales, entre ellas, plantas alimenticias, como jitomate y maíz, flores de yauhtli, guajes o calabazos y hule", anotó.

En su oportunidad, el arqueólogo Adrián Velázquez explicó que "una temática que se integra al guión es el tratamiento que los mexicas debieron realizar en animales como un tipo de taxidermia, según lo que se infiere por las evidencias de cortes en los cráneos o la deposición de esqueletos incompletos, tal como se ha podido observar en águilas reales, colibríes, pumas, serpientes y cocodrilos ofrendados".

En ese sentido, también se podrán observar restos de animales utilizados para la alimentación, como conejos, patos, ajolotes, peces de agua dulce y ranas, muchos de ellos hallados en un depósito de huesos enterrados en la esquina sureste del Recinto Sagrado de Tenochtitlan, correspondiente a su VI etapa constructiva (1486-1502).

Paralelo a la reapertura, en el MTM se llevará a cabo un ciclo de conferencias, entre las que destacan: "Templo Mayor de Tenochtitlán", "Los moluscos en el Templo Mayor" y "La fauna en el Códice Florentino: textos e imágenes", a partir del 1 de junio próximo.