Reforma a campo debe revertir abandono al sector rural: Gómez Garay

El gran reto de la Reforma del Campo que propone el gobierno federal, es revertir 20 años de abandono que enfrenta el sector rural del país, porque no se tolerará una reforma que provoque más pobreza en estas zonas del territorio nacional.

Así lo aseguró en entrevista el secretario general de la Unión General Obrera, Campesina y Popular (Ugocp), Luis Gómez Garay, previo a la Asamblea Nacional de dirigentes del Congreso Agrario Permanente (CAP), que se realizará este martes en el Distrito Federal.

El dirigente de la Ugocp, resaltó que "una política de desarrollo agropecuario requiere de pactos y acuerdos, así como de consensos con los actores rurales y sus organizaciones".

Gómez Garay, destacó que desde que se hizo el anuncio de la Reforma Estructural para el Campo, el pasado 6 de enero, no ha habido reuniones, ni llamados a las organizaciones campesina por parte de algún secretario de Estado.

Explicó que cuando se mencionó el Nuevo Pacto Rural, "hablamos del conjunto de acuerdos entre los actores de la vida rural para poder lanzar un proceso de desarrollo que permita superar las carencias estructurales que tiene el campo mexicano", pero sin ese factor, no habrá los mecanismos institucionales para poder atender las demandas de los campesinos.

El dirigente de la Ugocp, aseguró que "la reforma que estamos planteando, desde la perspectiva campesina del sector social, significa establecer un conjunto de mecanismos de política pública".

Lo anterior, agregó, implica relanzar la estrategia de transferencia tecnológica, ya que no se puede hablar de empujar la productividad o de democratizarla en el campo, si se tiene disminuido el trabajo de los centros de investigación.