Plantean convertir el Sacmex en órgano descentralizado y con autonomía

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) debe ser un órgano descentralizado con autonomía presupuestal y administrativa, pero que conserve el subsidio a las tarifas por suministro de ese líquido, señaló el asambleísta Gabriel Godínez.

En entrevista, el diputado local indicó que el reto "es encontrar el equilibrio entre la autonomía de gestión del Sacmex, a través de su descentralización, sin perder su sentido social de establecer los subsidios a las tarifas de los derechos de suministro de agua".

Esos apoyos deben "seguir siendo una facultad de la Asamblea para proteger los derechos de los ciudadanos, sobre todo de adultos mayores, personas con discapacidad, jubilados y madres jefa de familia, entre otros", insistió Godínez Jiménez.

El presidente de la Comisión Integral del Agua de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) sostuvo que ya es tiempo de convertir al Sacmex en un órgano descentralizado y con autonomía plena, que le otorgue facultades para destinar recursos suficientes a las áreas más sensibles, como suministro, descargas y atención de fugas.

Con ese objetivo tanto el organismo a su cargo como el Sistema de Aguas de la Ciudad de México exploran alternativas para lograr la autonomía presupuestal y administrativa, que dé mayor certeza al órgano operador del agua.

De esa manera el Sacmex, como órgano descentralizado, dejaría de depender de otras instancias del Gobierno del Distrito Federal y tendría facultades para manejar y destinar los recursos que recauda, lo cual le permitiría mejorar la atención a los capitalinos.

"El Sacmex necesita más recursos, porque para nadie es un secreto que cada año se requiere más inversión para combatir el rezago en la infraestructura hídrica de la ciudad y para lograr un sistema operador de agua que satisfaga las necesidades de los capitalinos", agregó.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aclaró que "esta autonomía no significa manos libres o manejo discrecional de los recursos", pues el Sistema de Aguas tendría una junta de gobierno presidida por el jefe del Gobierno del Distrito Federal e integrado por los titulares de varias secretarías capitalinas.