Comienza semana decisiva para futuro de ampliación de Canal de Panamá

El futuro de la ampliación del Canal de Panamá entró hoy en una semana decisiva, con negociaciones entre las autoridades y un consorcio internacional para impedir la suspensión de las obras luego del próximo viernes.

Aunque el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, anunció para este lunes una reunión con ejecutivos del Grupo Unidos por el Canal (GUPC), una fuente de la entidad canalera indicó que en esta jornada no había nada programado.

De todos modos dijo que se prevé que en la semana, las dos partes mantengan contactos en busca de evitar la suspensión de los trabajos de la construcción del tercer juego de esclusas, el principal componente de la expansión de la vía.

El GUPC (integrado por la española Sacyr Vallehermoso, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA) envió el 30 de diciembre una nota de preaviso de suspensión de obras a partir del 20 de enero, pero luego lo aplazó al 31 de enero.

El consorcio, en medio de problemas de liquidez para pagar los 100 millones de dólares mensuales que cuesta la expansión, reclama mil 600 millones de dólares por supuestos sobre costos en el contrato de tres mil 221 millones de dólares obtenido en 2009.

La ACP exige que el GUPC siga los mecanismos establecidos por el contrato para reclamar los supuestos sobre costos, aunque la junta de arbitraje, la segunda de tres instancias, se reunirá a finales de marzo, para adoptar una eventual decisión.

En una primera oferta, la ACP propuso adelantar el pago de 100 millones de dólares, pero en contraparte, GUPC debería aportar 100 millones, pero el consorcio pidió 400 millones de dólares, e incluso en una aparente división una de las empresas demandó mil millones.

La ACP y el GUPC se reunieron la semana pasada con la aseguradora Zurich American, tenedora parcial de una fianza de 600 millones de dólares que garantizarían la continuación de las obras aunque el GUPC las abandone.

Aunque el consorcio aun no declara la paralización de los trabajos, desde finales de diciembre redujo el ritmo de producción, para laborar ahora en un 25 por ciento de su capacidad, confirmó a Notimex una fuente de la ACP.

La reducción en las obras "puede considerarse una de las causales para rescindir el contrato; ellos tienen un programa que no han seguido, ni en diciembre ni en enero", advirtió Quijano la semana pasada.

Quijano reiteró que la entidad está en capacidad de asumir los trabajos en caso de fracasar las negociaciones.

La expansión para añadir un carril adicional a los dos existentes inició en 2007 con una inversión de cinco mil 250 millones de dólares, para finalizar el 21 de octubre de 2014, pero ahora el proyecto sufre al menos un retraso de unos nueve meses.