Malogra "jueves taurino" en Plaza México pésimo encierro de San Lucas

La mala calidad del encierro de la ganadería de San Lucas malogró hoy el "jueves taurino nocturno" que integraron seis diestros mexicanos, dentro de la Temporada Grande 2013-14 en la Plaza México, el cual terminó sin triunfadores.

En este festejo número 15 del serial mayor, el cual fue a beneficio de la Escuela Taurina de la Plaza México, estuvieron los diestros mexicanos Humberto Flores, José Luis Angelino, Christian Ortega, Jorge López, Víctor Mora y Luis Manuel Pérez "el Canelo", quien confirmó su alternativa.

Se lidiaron astados del hierro de San Lucas, todos de regular presencia, pero con muy poco juego, deslucidos, sosos y débiles, lo que echó a perder la labor de los seis matadores nacionales que buscaban una oportunidad en este festejo, organizado por la Unión Mexicana de Toreros.

Humberto Flores lidió a "Nano", de 478 kilos, con el que estuvo voluntarioso y valiente, aunque con pocas posibilidades de triunfo, toda vez que el ejemplar resultó sin recorrido y deslucido. Luego de batallar, despachó con algunos apuros para irse entre algunas palmas.

José Luis Angelino enfrentó a "Gracias Abuelo", de 470 kilos, con el que logró un trasteo meritorio, valiente y por momentos templado, el cual vino a menos, luego que el toro dejó de embestir, a pesar de los intentos del tlaxcalteca. Despachó con pinchazos y espadazo, y se fue con palmas.

Christian Ortega lidió a "Matu", de 530 kilos, con el que estuvo variado, voluntarioso y entregado, ante lo que fue el mejor toro del descastado encierro y al que aprovechó con un trasteo meritorio y ajustado. Echó por tierra su labor, al fallar con la espada, de ahí que todo quedó en una merecida salida al tercio, con un aviso.

Jorge López enfrentó a "Se nos casa", de 500 kilos, con el logró un trasteo de mucha voluntad y deseos, ya que poco pudo mostrar con la capa y muleta, luego que el ejemplar se negó a colaborar, a pesar de los intentos del joven diestro. Mató con pinchazos y espadazo para escuchar palmas.

Víctor Mora se la jugó con "Loncho", de 500 kilos, con el que poco pudo lucir, toda vez que el astado resultó una verdadera "pared" sin emotividad ni recorrido, a pesar de los intentos del joven torero. Luego de sufrir con valor, mató con pinchazo y espadazo para escuchar aplausos.

Luis Manuel Pérez "el Canelo" confirmó su alternativa con "Fran", de 490 kilos, con el que poco pudo mostrar de su quehacer, luego que el toro no le ayudó en nada, salvo el peligro con el que lo esperaba cada vez que el diestro se acercaba. Sin más que buscar, mató con pinchazos y estocada para irse con algunas palmas.