Colombia clasifica a Brasil 2014 con fórmula de varias aristas

Colombia calificó a la Copa del Mundo Brasil 2014 con una fórmula de varias aristas, pues se combinaron un futbol de conjunto, el talento de varias figuras en el campo y el esquema del argentino José Pékerman en el banquillo.

La escuadra cafetera fue la segunda de la Confederación Sudamericana de Futbol en ganar su boleto vía eliminatoria, solo después de Argentina, para retornar a la máxima fiesta del balompié tras su última participación, en Francia 1998, y jugará un mundial por quinta ocasión en su historia.

De inicio en el proceso se depositó toda la confianza para lograr el objetivo a Leonel Álvarez, integrante de la llamada "generación dorada" junto al arquero René Higuita y Carlos "Pibe" Valderrama, entre otros.

Inició con un triunfo 2-1 de visita ante Bolivia, pero siguieron un 1-1 ante Venezuela y un revés 1-2 frente a Argentina, ambos de local, que generaron un cambio en el timón con la salida de Álvarez y la llegada del argentino José Pékerman, quien enderezó la nave.

Logró que el equipo se convirtiera en un cuadro sólido a la defensiva y que generara aproximaciones de peligro suficientes en los partidos, y contó con el gran momento de tres elementos: los atacantes Radamel Falcao y Teófilo Gutiérrez, así como el creativo James Rodríguez, quien también colaboró con goles.

Fue el representativo que menos tantos permitió, apenas 13 en los 16 partidos que disputó, además de convertirse en una máquina frente al arco enemigo al totalizar 27, debajo de Chile (29) y Argentina (35), que también se clasificaron a la vigésima fiesta mundial del balompié.

Colombia aseguró su boleto a Brasil 2014 detrás del líder del proceso, Argentina, el 11 de octubre del 2013; representarán a la Conmebol junto a los pamperos, Ecuador y Chile, por calificación directa, Uruguay, que llegó vía repesca, y el anfitrión.

La clasificación estuvo cargada de emociones, pues era la penúltima jornada y el cuadro colombiano, local en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, se vio abajo en el marcador con tanto de pena máxima del chileno Arturo Vidal al minuto 18, seguido por par de goles de Alexis Sánchez (21' y 29'), cuando requería mínimo de un empate para ir a Brasil 2014.

En el complemento vino la reacción cafetera, que tuvo su primer gol ya avanzado el mismo, obra de Teófilo Gutiérrez en el 69', mientras que su astro Radamel Falcao anotó dos veces (74' y 83', éste de pena máxima) para rescatar un 3-3 de alarido al aprovechar que los andinos quedaron con diez elementos por la expulsión de Carlos Carmona (65).

Con ello aseguraron su participación a falta de su último encuentro, donde vencieron 2-1 a domicilio a Paraguay, con lo cual culminaron el largo proceso eliminatorio de la Conmebol como sublíderes con 30 puntos, para regresar a una justa del orbe.