Prueba China misil nuclear de largo alcance

China probó con éxito el misil balístico nuclear de largo alcance Dongfeng-31, capaz de alcanzar cualquier país de Europa o la costa oeste de Estados Unidos, informó hoy el periódico del Ejército Popular de Liberación (PLA).

El diario publicó en su sitio web por primera vez las fotografías de la prueba del misil balístico intercontinental (ICBM), que tiene un alcance de cerca de 10 mil kilómetros y capacidad para llevar una cabeza nuclear.

En las 17 imágenes divulgadas por el diario oficial se aprecian los movimientos de varios expertos militares, previo a la realización de la prueba, sobre la cual se ignora cuándo fue hecha, y el momento en que el misil fue disparado desde un gran lanzador montado en un camión de 16 ruedas.

Los militares que operaron el Dongfeng-31 se muestran dentro de un campamento militar, vestidos con trajes especiales de protección, lo que sugiere que el ensayo simuló el lanzamiento del misil con una cabeza nuclear.

En el pie de foto de las fotografías, el diario PLA indicó que la prueba fue un ejercicio de preparación defensiva, en la que los soldados simularon la forma en que se debe actuar para interrumpir ataque con misiles de un enemigo.

Ma Ding Sheng, experto en Defensa, dijo al diario Soth China Morgning Post que con la difusión de las imágenes, el PLA quiere mostrar la confianza que tiene en su material militar después de décadas de desarrollo secreto, aunque puso en duda la capacidad de alcance del misil.

"Dudo que el misil sea capaz de golpear Estados Unidos, a pesar de que afirman que tiene un alcance de hasta 10 mil kilómetros", dijo Ma, tras recordar que hasta ahora todos los ejercicios de lanzamiento han ocurrido en territorio chino, dentro de los cinco mil kilómetros.

El Donfeng-31, la segunda generación de ICBM que desarrolla China, luego del Dongfeng-4, fue entregado formalmente a la fuerza de defensa de misiles estratégicos en 2006.

Según informaciones del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el Dongfeng-31 fue construido usando misiles y ojivas secretos estadunidenses, obtenidos mediante el espionaje y la transferencia ilegal de tecnología.