México vs. Camerún, en Natal, la Ciudad del Sol

Para sus habitantes, Natal -capital de Río Grande do Norte, ubicada en la curva noroccidental del enorme subcontinente sudamericano- es la Cidade do Sol ("Ciudad del Sol"), porque en ella brilla permanentemente el astro rey, que deja caer su luminosidad increíble a temperatura promedio de 28 grados centígrados.

Con capacidad para 42 mil espectadores, inaugurado en 1972 y costo de reconstrucción de 192 millones de dólares, la Arena das Dunas de esa población -visitada por dos millones de turistas anualmente- será donde México haga su presentación ante Camerún en el XX Campeonato Mundial de Futbol, el 13 de junio de 2014.

Bien se dijo que a la delegación tricolor no le podrán pedir que ponga los pies en la tierra: antes del sorteo del 6 de diciembre y sin que hubiera posibilidad de dar marcha atrás, los directivos de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) habían elegido el puerto de Santos, al suroeste de Sao Paulo, como su lugar de hospedaje.

Eso obligará a que los tricolores realicen tres viajes de sur a norte de ida y vuelta en solamente 10 días, sumando 13 mil 620 kilómetros (equivalentes, en ruta directa, a ir de la ciudad de México a Sidney, capital de Australia): el primero de ellos, a Natal, será de dos mil 317 kilómetros; los restantes serán Fortaleza y Recife.

No obstante contar con las playas blancas de Genipabu, Ponta Negra, Redinha y Pipa, el sociólogo Josué de Castro ubicó a este estado del nordeste de Brasil en el "cuadrilátero del hambre", región inhóspita, empobrecida por las condiciones sociales y políticas derivadas de una economía secularmente precaria.

Natal adquirió fama como base militar estratégica cuando, en 1944, penúltimo año de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno del presidente Getúlio Vargas declaró la guerra a Alemania después del hundimiento de varios barcos mercantes brasileños por submarinos nazis.

Desde esa punta extrema de América Latina fueron transportados por aire a través del Océano Atlántico grandes contingentes de soldados -miembros de la Fuerza Expedicionaria Brasileira (FEB)- hasta Dakar, en África, y luego a Italia, donde combatieron a los alemanes al lado de V Ejército de Estados Unidos.

A pocos kilómetros de la ciudad está la Barreira do Inferno, centro de lanzamiento de cohetes experimentales instalado durante el régimen militar golpista impuesto en Brasil en marzo de 1964, junto a campos de futbol, cocoteros y canchas de tenis,

Al norte, sobre una carretera que lleva a Cabo San Roque -donde desembarcaron los primeros navegantes portugueses en 1501- comienza una sucesión de playas semidesiertas, que destacan por sus arenales y palmares.

El nombre de Natal -Navidad en castellano- obedece a que fue fundada junto al mar el 25 de diciembre de 1599, en época en que millones de seres humanos comenzaron a ser sometidos a la esclavitud por los colonizadores blancos, como también pasó en Maranhao, Piauí, Ceará, Paraíba, Pernambuco, Alagoas, Sergipe y Bahía.

Esos estados forman parte de un territorio que, sin embargo, tiene cultura popular inigualable, de la cual han surgido grandes personajes históricamente incluidos en el Olimpo futbolístico brasileño, auténticos semidioses vivos y muertos, cuyos nombres se siguen recordando y evocando al paso de los años.

Entre los grandes jugadores nordestinos del pasado se cuenta a Fausto dos Santos, Ademir Menezes, Juvenal Amarelo, Edvaldo Alves, José Mendonça, Nelson y Edilson da Silva, Giovanni Oliveira, Ailton Correa y Toninho Días, Edvaldo Izidio Neto "Vavá", Mario Lobo Zagalo, Zózimo Alves y Clodoaldo Tavares.

Los héroes de fama reciente son Luiz Pereira, Ricardo Rocha, Leovilgildo Gama Junior, Rivaldo Borba, Sócrates de Sousa, Marinho Chagas, Marcos Vampeta, Aldair Santos, Juninho Pernambucano y Roberto Gama "Bebeto".

Ellos nacieron en esas provincias de Brasil y participaron en Copas del Mundo entre 1930, en Uruguay, y 2010, en Sudáfrica, a quienes se suman Givanildo "Hulk" Vieira y Dante Bomfim Costa, delanteros titulares del equipo nacional que dirige Felipe Scolari desde 2012, ambos listos para aportar sus respectivas dosis de pólvora para enfrentar a Croacia, Camerún y México en la fase eliminatoria de Brasil 2014.