Rechaza gobierno argentino brusca devaluación del dólar

El gobierno argentino rechazó hoy que haya promovido la brusca devaluación que la víspera registró el dólar, que alcanzó su cotización más alta en una sola jornada en los últimos 12 años.

"No ha sido una devaluación inducida por el Estado; para aquellos amantes del libre mercado, la oferta y demanda de divisas es la que se expresó ayer en el mercado de cambios", explicó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

La víspera, el dólar oficial aumentó 3.0 por ciento y llegó a los 7.14 pesos argentinos, lo que representó el aumento más alto de la divisa desde el año 2002.

El funcionario explicó que el mercado cambiario en Argentina es de "flotación administrada", por lo que el estatal Banco Central no compró ni vendió dólares ayer, lo que influyó en la devaluación.

Pese al constante y abrupto incremento del dólar oficial, que en menos de seis meses pasó de cinco a más de siete pesos, el mercado ilegal de divisas no detuvo su incremento.

Este jueves, el dólar ilegal, mejor conocido aquí como "dólar blue", alcanzó un precio de 12.15 pesos argentinos, es decir, un 70 por ciento superior al del dólar oficial.

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner está buscando dólares de manera desesperada, ya que en los dos últimos años las reservas pasaron de 50 mil a 31 mil millones de dólares, y hay una acelerada tendencia a la baja.

La creciente fuga de capitales se convirtió en los últimos años en un problema para la economía argentina, por lo que el gobierno comenzó a fines de 2011 un endurecimiento en los controles para adquirir la divisa.

Pese a las limitaciones, el año pasado los argentinos retiraron casi 12 mil millones de dólares del sistema financiero local, lo que, sumado a los activos que ya estaban afuera, alcanzan actualmente la cifra de 170 mil 635 millones de dólares.