Buscará Irán estar entre diez potencias económicas mundiales: Rohani

Irán trabaja para convertirse en una de las 10 principales potencias económicas mundiales en las siguientes décadas, anunció hoy el presidente iraní Hassan Rohani y reiteró que no planea desarrollar armamento nuclear.

La economía iraní tiene potencial para alcanzar esa meta y ese es uno de los objetivos de mi gestión, añadió el mandatario cuyo gobierno comenzó el pasado agosto, al hablar en el 44 Foro Económico Mundial, que se celebra en Davos, Suiza.

Rohani fue presentado por el fundador del foro, Klaus Schwab, y su discurso de este jueves fue dicho en persa, en medio de una gran expectación de la audiencia.

El mandatario, de tendencia moderada, aseveró que la economía iraní "es la más congruente, capaz y la más cercana a las economías emergentes de éxito", con "una de las tasas más elevadas del índice de desarrollo humano".

También indicó que Irán está dispuesto a trabajar en proyectos económicos conjuntos y comercio, sobre todo en el ámbito regional.

En materia política, afirmó que la nación islámica inició "una nueva fase" de relaciones con Estados Unidos y se mostró dispuesto a salir de su aislamiento.

"Los últimos años han demostrado que ningún país puede solucionar los problemas por si mismo sin contar con los demás", dijo.

Advirtió que "Estados Unidos debe aceptar la realidad de Irán no solo de palabra", dijo respecto al enfrentamiento que Teherán mantiene desde hace décadas con Washington tras la fundación de la República Islámica.

Subrayó que en Davos quiere transmitir "un mensaje de mi pueblo, un mensaje de amistad comprensión y coexistencia pacífica", y agregó que se rige por una política de "moderación prudente".

"La democracia y la mejora de las relaciones internacionales de Irán son uno de los pilares de mi gobierno, un compromiso con el mundo", subrayó.

También se comprometió a luchar contra los "extremismos" y el "terrorismo que se aprovecha de los oprimidos", y sobre el radicalismo mencionó que "la fe en Dios debe servir a la humanidad no para destruirla".

Respecto al programa nuclear iraní, aseguró que Teherán "nunca" ha querido ni planea desarrollar armamento nuclear.

"Las armas nucleares nunca han tenido cabida en nuestra estrategia" insistió sobre el tema que ha enfrentado en los últimos años a Irán con Occidente y le ha costado sanciones internacionales.

Recordó que "Irán nunca lanzó ninguna invasión o agresión y solo se comprometió en contra de las invasiones directas o indirectas", pero aclaró que continuará con su programa nuclear con fines pacíficos.

"No queremos ceder nuestra tecnología pacífica. Vamos a seguir para producir electricidad para numerosos servicios", explicó.

Aseguró que Irán "seguirá al pie de la letra todas las normas internacionales existentes para desarrollar programas nucleares pacíficos", y explicó que está "en contacto con otros países que usan esta tecnología".

Además, aceptará la supervisión de su programa nuclear por la Organización Internacional de la Energía Atómica, la OIEA, y refrendó su disposición a cumplir los acuerdos que le impiden el enriquecimiento de uranio a más del cinco por ciento.

Irán anunció a principios de esta semana la desconexión de las centrifugadoras que permiten el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, acción prevista en el acuerdo alcanzado con la comunidad internacional en noviembre pasado.

Pero indicó que "un posible obstáculo (para el final de las negociaciones), podría ser la falta de una clara voluntad por parte de otros o tal vez las presiones o influencias que puedan tener otros sobre las contrapartes", sin mencionar a ningún país.

Rohani habló horas antes de que participe en el mismo Foro de Davos el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, abierto opositor a los acuerdos alcanzados con Teherán en materia nuclear.