Temen baja en producción tailandesa de hule por crisis política

La producción de hule de Tailandia, líder mundial en este rubro, podría caer en el primer bimestre de este año debido a la crisis política que se vive, afirmaron hoy empresarios y analistas.

La producción podría caer de uno a 20 por ciento en el primer bimestre, pues muchas fábricas enfrentan problemas para conseguir la materia prima, dijo Bundit Kerdvongbundit, vicepresidenta de Von Bundit, el segundo productor tailandés de hule, en declaraciones a The Bangkok Post.

Las 14 provincias del sur del país asiático generan el 80 por ciento de la materia prima con que se produce hule, y los problemas de abasto por la situación política se sumarían a que a fines de febrero inicia la temporada baja de producción.

Esa región es también uno de los principales pilares de la protesta que encabeza el Partido Democrático, a fin de que el actual gobierno interino renuncie, se cancelen las elecciones adelantas y se aplique primero una reforma nacional.

El dato se suma a la reducción que hizo la víspera el banco central tailandés del pronóstico de crecimiento del país, cuyo producto interno bruto crecería tres por ciento este 2014 en lugar del cuatro por ciento previsto originalmente.

Por su parte Vanessa Tan, analista de Phillip Futures en Singapur, consideró probable ese descenso, pero descartó problemas globales pues los inventarios de hule en China y Japón se encuentra altos.

Los inventarios siguen creciendo y se dibuja un escenario global de sobre producción, dijo también al rotativo tailandés.

La difícil situación política motivó este jueves que se anunciara la cancelación del Abierto de Tailandia, el torneo de golf previsto para el próximo 13 de marzo y evento inicial del Tour de Japón de ese deporte.

En tanto, la primera ministra interina, Yingluck Shinawatra, pidió este jueves al ejército garantizar la realización de los comicios generales adelantados, programados para el 2 de febrero próximo.

La petición incluye el voto adelantado que tendrá lugar este domingo, además de que la jefa interina del gobierno tailandés pidio al ejército fortalecer el control de sus arsenales para evitar robos por parte de la oposición.