Detienen a diez personas por distribuir videos pornográficos

Agentes de la Policía Nacional española detuvieron a diez personas por distribuir vídeos pornográficos en los que participaban niños de 12 a 15 años, dio a conocer el Ministerio español del Interior.

Indicó que en Castellón, noreste español se llevaron a cabo nueve de las detenciones, cinco de ellas de menores de edad, y en Cádiz, al sur del país, la décima.

En abril pasado fue arrestado en Mahón, en la isla mediterránea de Menorca, un menor por producir una de las grabaciones distribuidas y se identificó a otro, de 13 años, como autor de un segundo vídeo.

Otro menor de 16 años, que aparecía en la segunda de las grabaciones, también fue detenido como presunto autor de una agresión sexual a una niña de 13 años.

El pasado seis de abril la madre de un menor denunció en la Comisaría de la Policía Nacional de Mahón la distribución a través de una aplicación de mensajería instantánea de un vídeo de carácter sexual en el que aparecían varios menores, entre ellos su propio hijo.

Paralelamente, el Grupo de Redes Sociales de la Policía recibió multitud de comunicados de internautas a través del perfil de Twitter de @policia, alertando de la distribución esta grabación.

Días después, mientras se investigaba el primer vídeo, los investigadores tuvieron conocimiento de la difusión de otro de características similares.

En este caso, los agentes apreciaron además que una menor podía haber sido víctima de una agresión sexual.

Por estos hechos fueron arrestados dos menores, uno por producir una de las grabaciones y otro como presunto autor de una agresión sexual. Además se identificó a un niño de 13 años como autor del segundo vídeo.

Una vez subido a la red y en breve tiempo la distribución de estos vídeos adquirió una especial trascendencia.

A esta difusión contribuyó la aparición días antes de un vídeo similar grabado en Cádiz que llegó a ser "trending topic" en la red social Twitter, y provocó un efecto amplificador.

Ante esta situación, la Brigada de Investigación Tecnológica trabajó intensamente con los proveedores de contenidos para retirar estos vídeos y salvaguardar los derechos de los menores víctimas.

El Ministerio del Interior sostuvo que aunque la presencia en Internet se redujo significativamente, la mayoría de la distribución se realizó a través de programas de mensajería instantánea telefónica.

Debido a que estos hechos constituyen delitos de tenencia y distribución de pornografía infantil, se iniciaron varias investigaciones para localizar a los responsables, añadió.