Lamenta gabinete japonés declaraciones sobre servidumbre sexual

Miembros del gabinete japonés de gobierno lamentaron hoy que el alcalde de Osaka, Toru Hashimoto, haya dicho que la servidumbre sexual de miles de mujeres durante la Segunda Guerra Mundial fue necesaria.

El ministro de Relaciones Exteriores Fumio Kishida dijo que se trató de "comentarios personales" de Hashimoto y deseó que no afecten las relaciones con Corea del Sur.

A su vez el ministro de la Reforma Administrativa, Tomomi Inada, consideró que el llamado sistema de "mujeres de confort" fue una grave violación de los derechos humanos, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

En tanto, el ministro de Defensa, Itsunori Onodera, manifestó que el gabinete del primer ministro Shinzo Abe no apoya las opiniones de Hashimoto.

El secretario del gabinete, Yoshihide Suga, eludió hacer comentarios, sin embargo, recordó que Japón admitió el doloroso episodio y ha pedido disculpas.

El ministro de Educación, Hakubun Shimomura, sostuvo que no era apropiado para una persona que representa a un partido político hacer semejantes comentarios.

Hashimoto, abogado convertido en político y famoso por su paso por la televisión local, es conocido por sus controvertidos puntos de vista nacionalistas junto con el ex legislador Shintaro Ishihara.

Cofundador del nacionalista Partido de la Restauración de Japón, describió la víspera como "necesario" el sistema que obligaba a miles de mujeres a prostituirse para el Ejército Imperial japonés ntes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Se calcula que hasta 200 mil mujeres de países ocupados por Japón entre 1910 y 1945 fueron forzadas durante aquellos años en burdeles militares, llamados eufemísticamente casas de confort.

La gran mayoría de aquellas mujeres, muchas de ellas menores de 20 años, procedía de la península coreana pero también las había de China, Filipinas, Tailandia, Vietnam y Malasia, y aún existen tensiones entre Tokio y Seúl por el tema.